20 de octubre 2023 - 09:02

Uruguay y América Latina, una opción para invertir, producto de las guerras en otros continentes

Los inversores buscan nuevos destinos que ofrezcan seguridad y rentabilidad.

Pocitos Rambla Montevideo Edificios
Foto: Intendencia de Montevideo

Los conflictos actuales en Rusia-Ucrania e Israel-Hamás han creado un panorama geopolítico complejo, con implicaciones para los mercados globales y las estrategias de inversión. Sin embargo, estos conflictos también presentan una oportunidad para que los países de América Latina, particularmente Uruguay, atraigan inversionistas corporativos en bienes raíces que buscan nuevos destinos que ofrezcan seguridad, estabilidad y rentabilidad.

Con su clima político estable, baja tasa de inflación y entorno empresarial favorable, Uruguay se destaca como un destino atractivo para los inversores que buscan diversificar sus carteras y aprovechar los sólidos fundamentos económicos del país.

La ubicación estratégica, entre Argentina y Brasil, lo convierte en un importante centro para el comercio y la inversión regional, lo que mejora aún más su atractivo para los inversores internacionales.

Las guerras en curso han tenido un impacto significativo en la percepción de los inversionistas con respecto a las inversiones en el mercado inmobiliario latinoamericano. Los conflictos han provocado una mayor incertidumbre, aversión al riesgo y cautela entre los inversores.

Los inversores corporativos están redirigiendo sus inversiones hacia mercados más seguros como son los países de América Latina, percibidos como más tranquilos, libres de guerras. Nuestro país se posiciona como referencia para la inversión en bienes raíces debido a varios factores, como la estabilidad política y económica del país, el crecimiento de la economía y la demanda de viviendas y espacios comerciales.

Uruguay no les genera preocupaciones sobre los riesgos políticos, la volatilidad monetaria y el potencial de expropiación o nacionalización de activos.

Las inversiones inmobiliarias en Uruguay pueden ser muy rentables, ya que el mercado inmobiliario tiene una tasa de rendimiento relativamente alta en comparación con otros países de la región. Los inversores pueden obtener una rentabilidad sólida a través de la renta mensual y del aumento de valor de las propiedades sobre el tiempo.

Las guerras han erosionado la confianza en las perspectivas de crecimiento económico de diversos países y regiones, donde tiene una incidencia directa el conflicto armado, provocando en dichas zonas una disminución de los flujos de IED en el sector inmobiliario. Los inversores están adoptando un enfoque de esperar y ver, esperando mayor claridad y estabilidad antes de comprometerse con nuevas inversiones. Y es cuando buscan nuevos horizontes, para invertir en forma segura.

La industria inmobiliaria es uno de los motores clave del crecimiento y desarrollo económico en muchos países del mundo. Sin embargo, atraer inversiones en este sector requiere una estrategia bien pensada que resalte las fortalezas, ventajas y potencial de retorno del país.

Los fondos de inversión y Family Office tienen expectativas y están comenzando a considerar invertir en bienes raíces en Montevideo. Ya logramos entrar en su radar.

Hay que desarrollar una estrategia nacional para atraer inversores inmobiliarios, con importantes recursos como fondos y family office. Estos inversores suelen buscar oportunidades estables, seguras y rentables que se alineen con sus objetivos de inversión y su tolerancia al riesgo. Por lo tanto, la estrategia nacional debe apuntar a mostrar los mercados, incentivos y beneficios inmobiliarios más prometedores del país y, al mismo tiempo, proporcionar información detallada sobre la economía, la demografía y las regulaciones locales.

Conclusiones: Mientras el mundo observa los acontecimientos que se desarrollan en Europa del Este y Medio Oriente, los inversores inteligentes harían bien en centrar su atención en las oportunidades que les esperan en América Latina, y específicamente en Uruguay.

Si Uruguay comunica que es un destino seguro y estable para la inversión, ha de generar mayor confianza en los inversores y aumentar la cantidad de capital que fluye hacia el país.

Hoy, los fondos de inversión, los Family office tienen mucho capital disponible. Buscan opciones seguras y rentables. Si además de contar con un mercado sólido, se necesita ser atractivo, y para ello es necesario ofrecer ventajas fiscales, sumadas a las de vivienda promovida. Ahí estará también el diferencial para ser noticia y realidad.

Para atraer inversores corporativos a Uruguay, es necesario entender sus necesidades y motivaciones. Los inversores corporativos buscan activos que ofrezcan una rentabilidad atractiva y un riesgo bajo. Por lo tanto, es importante que Uruguay se posicione como un mercado atractivo para este tipo de inversores.

* Gonzalo Martinez Vargas es CEO Moebius Consultora Inmobiliaria

Dejá tu comentario

Te puede interesar