22 de noviembre 2023 - 12:24

Uruguay y el “mercado gris” de marihuana, ¿la política fracasó?

Expertos debatieron sobre las limitaciones que tiene el esquema actual de venta regulada por el Estado.

En Uruguay hay 40 farmacias que venden cannabis legal.

En Uruguay hay 40 farmacias que venden cannabis legal.

Foto: Uruguay Marca País

La Junta Nacional de Drogas, el Instituto de Regulación y Control del Cannabis y la Universidad Católica del Uruguay (UCU) presentaron el informe “Zonas grises, mercados legales e ilegales: 10 años de la regulación de cannabis en Uruguay”, actividad que forma parte de los "Diálogos sobre políticas de regulación de cannabis".

Expertos en el área debatieron sobre el presente de la inédita experiencia uruguaya sobre regulación de la producción y comercio de marihuana. En ese marco el actual secretario de la Junta Nacional de Drogas, Daniel Radio, fue enfático al señalar que la regulación, en su opinión, fracasó.

Desde la UCU, Rosario Queirolo, presentó los resultados de un estudio que mostró, entre otras conclusiones, que existe un problema importante en el acceso al mercado legal de cannabis donde el registro obligatorio de usuarios es uno de los obstáculos más importantes. Además, el hecho que no existan en todo Uruguay la suficiente cantidad de farmacias que funcionen como centros de venta legal agrava la dificultad.

En esa línea es que Queirolo definió como “gris” al mercado uruguayo, explicándolo como un mercado donde puede conseguirse marihuana de forma legal, pero también puede obtenerse por otras de tipo ilegal.

La socióloga realizó una fina diferenciación entre los “tonos” de gris para matizar sobre el vinculo del comercio de cannabis con la legalidad.

“El mercado gris claro es el más cercano a la legalidad. El objetivo principal no es obtener ganancias y en general se distribuye entre redes personales de personas que lo consumen. El gris estándar ya es una distribución no legal directamente hacia usuarios, pero sí con el fin de obtener un beneficio económico. Por ejemplo, los clubes cannábicos que venden excedentes, o cultivadores que venden su cosecha fuera de su red personal. El mercado gris sombra es aquel en donde el cannabis entra en ese mercado, pero no por intención de quien lo produce, sino porque son desvíos no intencionados al mercado. Y, por último, el mercado gris oscuro, donde el cannabis es producido por un actor legal, pero distribuido a través de contactos directos a vendedores que tradicionalmente han estado en el mercado ilegal y que existían previos a la regulación”, ejemplificó Queirolo.

Los desafíos de la regulación del cannabis en Uruguay

La investigadora de la Universidad Católica del Uruguay reclamó la necesidad a futuro de que “el mercado legal sea mas grande” y que, por otro lado, “tanto el mercado gris como el mercado ilegal reduzcan su tamaño”.

Queirolo reiteró la importancia de la dificultad de acceso. “Sacando los clubes cannábicos y el autocultivo, para ir a un lugar a comprar se requiere un montón de requisitos que son complicados como, por ejemplo, tener que dejar la huella digital, tener que ir al correo a hacer el registro, y todos estos problemas que tienen que ver con las vías y mecanismos de acceso”, dijo.

La visión del gobierno

El exdiputado e integrante del Partido Independiente Daniel Radio ocupa el cargo de secretario general de la Junta Nacional de Drogas desde el inicio de su gestión. Con un estilo muy directo, comenzó su alocución afirmando que la actual política de regulación de la producción y venta “fracasó”.

“No controlamos el mercado, lo único que hicimos fue subirle el precio al producto”, agregó en base a lo que, según dijo, le hacen saber desde el exterior sobre el costo de la marihuana uruguaya en la región cuando se vende en el “mercado negro”.

Radio llamó a manejarse en este tema sin preconceptos. “Hay que regular, hay que meterse, intervenir en el mercado”, afirmó. Y cuestionó el exigente registro de usuarios de marihuana. “Al Estado se le va la moto con el control”, dijo.

El secretario de la Junta Nacional de Drogas fue especialmente crítico con el planteo impulsado en su momento por el gobierno del Frente Amplio, que no ha tenido modificaciones en la actual gestión.

“Tenés que tener cannabis a buen precio, acceso a variedad de cannabis y puntos de venta. A mí me parece que esas son las tres cosas centrales que uno tiene que tener. La única que cumplimos es buen precio”, señaló.

“Al principio de la gestión, sugerí que no existiera más registro para los autocultivadores y ellos se molestaron porque decían que era una garantía. Yo hoy tiendo a pensar que no tendría que haber registro para los compradores y si no hubiera, insisto, se resolverían algunas cosas”, afirmó Radio. Entre ellas señaló el acceso a los turistas “porque eso que nosotros quisimos cuidar, con el que no haya turismo cannábico, a mí la expresión turismo cannábico no me gusta, porque es como si yo voy a tomar vino a la Argentina hago turismo alcohólico “

Sobre los puntos de acceso al cannabis legal, Radio dijo que se “ha hecho un esfuerzo, pasamos de tener 14 farmacias que vendían a tener 40, pero igual no cubrimos el territorio nacional”, aclaró.

Dejá tu comentario

Te puede interesar