6 de febrero 2024 - 11:28

Brasil disocia su política monetaria de las decisiones de la Fed

El Banco Central aclaró que no existe una influencia directa de lo que ocurre en EEUU sobre sus decisiones.

brasil-banco-central-real.jpg

El Banco Central de Brasil subrayó este martes que sus decisiones sobre política monetaria no están influenciadas directamente por las que toma la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), luego de que ambas entidades anunciaran caminos opuestos sobre las tasas de interés el mismo día.

En las minutas de la reunión celebrada los días 30 y 31 de enero, en la que el Banco Central de Brasil recortó la tasa de interés de referencia en 50 puntos básicos, a 11,25%, las autoridades afirmaron que los recortes del mismo tamaño que ya habían señalado para las próximas reuniones se consideraban "apropiados para mantener la política monetaria contractiva necesaria para el proceso desinflacionario".

El mismo día de la decisión de política monetaria de Brasil de la semana pasada, la Fed mantuvo las tasas estables y el presidente Jerome Powell destacó que "la inflación sigue siendo demasiado alta", asestando un duro golpe a los inversores que esperaban recortes en Estados Unidos ya en marzo.

El banco central brasilero destacó la continua volatilidad internacional, citando las renovadas tensiones geopolíticas y los debates sobre el inicio de la flexibilización de la política monetaria en las principales economías. "No existe una relación mecánica entre la conducción de la política monetaria estadounidense y la determinación de la tasa de interés de política interna", agregó.

Aunque subrayó que la dinámica desinflacionaria no divergió significativamente de lo que esperaba, el banco central señaló aspectos que requieren "una mayor investigación".

El Banco Central de Brasil destacó la importancia de evaluar la brecha de producción y el comportamiento del mercado laboral para determinar el ritmo al que la inflación alcanzará el objetivo.

"Un mercado laboral más tenso, con ajustes salariales por encima del objetivo de inflación, podría ralentizar la convergencia de la inflación, afectando notablemente a la inflación en los servicios y en los sectores más intensivos en mano de obra", señaló.

Simultáneamente, los responsables políticos reconocieron que una recuperación positiva de los precios relativos, unas perspectivas favorables de las materias primas o una menor inflación de los servicios podrían acelerar el proceso desinflacionario.

Dejá tu comentario

Te puede interesar