20 de febrero 2024 - 20:14

China avanza con las auditorías para importar librillo y mondongo desde Uruguay

Recientemente, el gigante asiático auditó virtualmente el frigorífico Pando de Canelones y el Copayán, de Rocha.

China está cada vez más próxima a importar mondongo y librillo desde Uruguay.

China está cada vez más próxima a importar mondongo y librillo desde Uruguay.

Foto: Presidencia

La República Popular China continúa avanzando con las auditorías a plantas frigoríficas para habilitar la importación de librillo y mondongo desde Uruguay, luego de que auditara virtualmente el frigorífico Pando en el departamento de Canelones, así como el Copayán, de Rocha.

El director de Servicios Ganaderos del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Diego De Freitas, informó a radio Carve que todas las plantas que están habilitadas para ofrecer carne vacuna a China se encuentran "subiendo toda la información al nuevo sistema" para que, posteriormente, el Estado chino pueda solicitar las auditorías correspondientes.

Asimismo, De Freitas adelantó que el próximo 28 de febrero quedará confirmada la auditoría de la planta frigorífica de Marfrig en el departamento de Tacuarembó. Por otro lado, mañana miércoles China prevé realizar la auditoría virtual que permita el reingreso a la consideración del frigorífico Florida.

Uruguay busca colocar carne ovina y vacuna en Malasia

En lo que respecta a la apertura de nuevos mercados, el funcionario del MGAP resaltó que "probablemente" entre abril y mayo se lleve a cabo otra auditoría, pero esta vez por parte de Malasia, país que estaría interesado en la compra de carne ovina y vacuna, y que significa "un mercado muy importante" en palabras de De Freitas.

La carne, tanto ovina como vacuna, se vendería sin hueso y bajo el rito Halal, un método de sacrificio consiste en una incisión con un cuchillo afilado rápida y profundamente en el cuello, cortando la vena yugular y la arteria carótida de ambos lados pero dejando intacta la espina dorsal. Este rito es sumamente importante para un país con más de la mitad de población musulmana.

A diferencia de otros países del sudeste asiático, el acceso a Malasia no presenta cuotas ni aranceles, por lo que esto supone una ventaja para nuestro país.

Dejá tu comentario

Te puede interesar