9 de agosto 2023 - 13:18

China entró en deflación, ¿cómo afecta a la economía uruguaya?

Las exportaciones uruguayas, principalmente de carne, ya registraban una baja del 42% interanual.

El IPC de China registró una contracción de 0,3% anual en julio, lo que podría afectar la economía uruguaya.

El IPC de China registró una contracción de 0,3% anual en julio, lo que podría afectar la economía uruguaya.

Las expectativas de recuperación del mercado chino quedaron devastadas luego de que el país asiático confirmó su entrada en deflación, algo que podría afectar las exportaciones de Uruguay, especialmente de carne, donde se ponen en juego la baja demanda del mercado chino y los altos precios que manejan los productos uruguayos a comparación de sus competidores.

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) de China registró una contracción de 0,3% anual en julio, representando la primera vez que el país entra en deflación desde hace más de dos años, según informó hoy la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE) de ese país.

A diferencia de lo que ocurrió a fines de 2020 y principios de 2021, cuando la deflación respondía mayormente a la caída de los precios de la carne de cerdo, la más consumida en el país; en esta ocasión el fenómeno se enmarca en una caída generalizada de la demanda en la economía, tanto la externa como la doméstica.

Los precios mayoristas ya registran una contracción interanual desde octubre del año pasado, impactando directamente en los ingresos de los sectores industriales: en julio descendieron por décimo mes consecutivo y presentaron una baja del 4,4%.

Según señalaron diversos analistas a las agencias AFP y Bloomberg, si bien la reducción de precios puede resultar beneficiosa para el poder adquisitivo, a largo plazo podría deprimir aún más la demanda dado que los consumidores retrasarían las compras esperando mayores caídas en los precios.

De cumplirse ese escenario, similar al que atravesó Japón en las últimas décadas, las compañías reducirán la producción o congelarán las contrataciones, afianzando aún más el estancamiento económico. Por otro lado, la menor demanda en el consumo y la caída de los exportadores está impulsando a las fábricas a reducir los precios para deshacerse del exceso de stock.

¿Qué pasará con Uruguay?

Las consecuencias de la deflación podrían afectar a las exportaciones uruguayas de carne con China, que ya cayeron un 42% en lo que va del año. Aunque durante el primer semestre respecto de la primera mitad del 2022 se percibieron aumento en las importaciones de carne por parte del gigante asiático, algo que parecía un signo de recuperación económica que terminó cayéndose luego de la declaración de deflación de su economía.

A esto, se le suman los precios de colocación que en el caso chino, prevé una baja de la demanda para el segundo semestre debido a la necesidad de consumir el importante stock de carne que tiene del 2021, el cual caduca este año. Un factor que podría empeorar con la deflación ya que esta provoca que los precios sigan bajando, desmotivando el consumo.

Por otro lado, el país está enfrentando en las últimas semanas una fuerte competencia por parte de Brasil y Argentina, que concurren al mercado chino y venden a precios menores a los que venía vendiendo Uruguay.

Dejá tu comentario

Te puede interesar