15 de mayo 2024 - 09:16

Comienza el Plan Invierno del Mides con más 1.800 cupos de emergencia

El Parlamento aprobó los polémicos cambios en la ley de internación compulsiva a personas en situación de calle.

El Parlamento aprobó la ley de internación involuntaria a personas en situación de calle.

El Parlamento aprobó la ley de internación involuntaria a personas en situación de calle.

La llegada del frente frío a Uruguay esta acompañada por el Plan Invierno lanzado por el Ministerio de Desarrollo Social, en colaboración con otras autoridades estatales, y que ofrece un total de 1.800 cupos de emergencia más centros de atención de 24 horas; mientras que en el Parlamento se aprobaron los cambios en la ley de internación compulsiva de la personas en situación de calle.

El Plan Invierno implica, no solamente la coordinación del Mides, sino la colaboración de otros entes estatales como Ministerio del Interior y de Defensa e institutos como la Administración de los Servicios de Salud del Estado y el Instituto del Niño y Adolescente (INAU).

Coincidiendo con la llegada de los frente fríos al país, que alcanzan el grado bajo cero, el plan ofrece un total de 1.800 cupos de emergencia y 24 nuevos hogares que atienden todo el día.

En tanto, el ministro de Desarrollo Social, Alejandro Sciarra, aseguró que el traslado de las personas en situación de calle es con los móviles del Mides como siempre y que se refuerza con la presencia del Ministerio del Interior. "Fortalecerá la cobertura de los equipos en la vía pública, asistencia médica y resguardo para personas en situación de calle durante los meses más fríos del año”, asegura el comunicado del Mides.

La ley de internación compulsiva, aprobada en el Senado

El Parlamento aprobó finalmente los cambios en la ley de internación involuntaria a personas en situación de calle, una iniciativa que, hasta el momento, no contaba con el apoyo del Frente Amplio aunque finalmente se logró su apoyo en la votaciones en la Cámara de Diputados.

Con 74 votos a favor de los 83 legisladores presente, se aprobó el proyecto que ya tenía su visto bueno en el Senado. La iniciativa tuvo que volver a Diputados debido a las modificaciones que se llevaron a cabo en la Cámara Alta.

La ley establece que ya no es necesario el diagnóstico de un psiquiatra para la internación en un centro de salud a una persona en situación de calle, sino que basta con la verificación de un médico general para resolver la internación. La misma, permite al gobierno internar en contra de la voluntad de la persona en caso de que el médico determine que implica "un riesgo" para sí misma o un tercero.

La aprobación fue festejada por el oficialismo. “Cuando un médico certifica que por ejemplo un problema de consumo de sustancias psicoactivas puede generar un riesgo para sí o para terceros, a esa persona se la conduce a un hospital contra su voluntad, por parte del Ministerio del Interior”, explicó el diputado y exministro de Desarrollo Social, Martín Lema.

Sin embargo, desde el Frente Amplio cuestionaron la iniciativa durante el debate. “Tenemos personas que más allá de décadas de tratar de incluirlas no pudimos hacerlo. Ni nosotros ni el actual gobierno. Hay algunos que no quieren ver a las personas en situación de calle. Sáquenmela de acá. La gente no quiere ver una situación que te muestra las desigualdades de la sociedad”, dijo la diputado Ana Olivera.

Dejá tu comentario

Te puede interesar