10 de febrero 2023 - 08:47

Detuvieron en Río de Janeiro al socio del narco Sebastián Marset

Miguel Ángel Insfrán, alias "Tío Rico" era buscado desde marzo por la autoría intelectual del asesinato del fiscal paraguayo Marcelo Pecci.

Detuvieron en Brasil a Miguel Ángel Insfrán, socio del narcotraficante uruguayo Sebastián Marset.

Detuvieron en Brasil a Miguel Ángel Insfrán, socio del narcotraficante uruguayo Sebastián Marset.

El narcotraficante paraguayo Miguel Ángel Insfrán, conocido por el alias “Tío Rico” y socio del uruguayo Sebastián Marset —causante de uno de los escándalos más grandes de la política reciente de Uruguay—, fue detenido el jueves en Río de Janeiro, y ya se avanza con su extradición a Paraguay.

Según informaron los medios de ese país, Insfrán estaba escondido en Villa Isabel, un suburbio de Río de Janeiro. Allí fue detenido, tal y como informó el Ministerio Público de Paraguay que, además, solicitaron a las autoridades brasileñas “el aseguramiento de la detención, mientras se proceden las diligencias para los fines de extradición”.

El narcotraficante estaba prófugo de la justicia paraguaya, que lo buscaba en el marco del operativo A Ultranza Py —la misma por la que se busca a Marset—, y más recientemente por el asesinato del fiscal Marcelo Pecci.

Por estos motivos, “Tío Rico” tenía orden de captura junto a otros implicados en la operación dirigida por la Secretaría Nacional Antidrogas del Paraguay (SENAD), entre ellos Marset, su esposa –también uruguaya– Gianina García Troche, Diego Marset (hermano de Sebastián), José Alberto Insfrán, Gilberto Esteban Sandoval y Marta Sofía Noguera, esta última pareja del reciente detenido.

Embed

El socio de Marset

Marset se alió con Miguel Ángel Insfrán, líder de otra organización del tráfico y lavado paraguayo, y se convirtieron en cabecillas de un grupo internacional dedicado al tráfico de drogas y lavado de dinero, acciones en las que involucraron a gran parte de sus familias y las de sus parejas.

Marset buscaría el pasaporte uruguayo para poder escapar de la justicia; mientras que el narco paraguayo —sobre quien pesa una alerta roja y una orden de captura emitida por Interpol desde marzo— es investigado en Colombia, además, por ser el presunto cerebro detrás del asesinato de Marcelo Pecci, un fiscal antidrogas paraguayo que encabezó la operación “A Ultranza”, el mayor operativo contra el crimen organizado y lavado de dinero en la historia de Paraguay.

Dejá tu comentario

Te puede interesar