14 de mayo 2024 - 10:00

El gobierno interviene en la crisis de FNC con dos mesas de negociación

El MTSS buscará una solución respecto de los 150 trabajadores de la planta de Minas, mientras que el MIEM apuntará a reducir los costos de producción.

El gobierno busca una solución ante el cierre de la planta de FNC para evitar un paro.

El gobierno busca una solución ante el cierre de la planta de FNC para evitar un paro.

El Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) resolvió la instalación de dos mesas de negociación en torno al conflicto por el cierre de la planta industrial de Minas de Fábricas Nacionales de Cerveza (FNC), con el objetivo de revertir la decisión de la empresa y desactivar así el paro por tiempo indeterminado que anunció el sindicato.

El lunes por la tarde se llevó a cabo una reunión bipartita en las oficinas del MTSS, en la que participaron el titular de la carter Mario Arizti, el ministro interino de Industria, Energía y Minería (MIEM) Walter Verri, y representantes de FNC para buscar alternativas que atiendan a la situación de 150 trabajadores que se quedan sin empleo ante el cierre de la planta de Minas.

El objetivo, además, fue encontrar mínimamente principios de soluciones para evitar el cierre de la fábrica y, así, desactivar el paro por tiempo indeterminado que anunció el sindicato de FNC en caso de no recibir una respuesta positiva al reclamo para el viernes.

“Tuvimos una asamblea general en abril donde definimos que para nosotros es fundamental que ambas plantas queden operativas, así que estamos mandatados a todo tipo de medidas que incluso puede llegar a la huelga general de nuestra fábrica”, señaló el dirigente gremial Fernando Ferreira, al respecto, a Canal 10.

¿Qué resolvió el gobierno?

Frente a esta situación, el gobierno intervino a través de la reunión bipartita con la empresa y resolvió establecer dos mesas de negociación: una a nivel del MTSS y la otra, en el MIEM. La primera trabajará sobre la situación específica de los trabajadores y el mantenimiento de los puestos de trabajo, mientras que la segunda estará enfocada en la reducción de los costos de producción de la planta que, según el comunicado oficial de FNC, cerraría sus puertas por “problemas de competitividad”.

“Tenemos un mes y 15 días para tratar de avanzar y si avanzamos, llegamos a acuerdos, el cierre capaz no se da”, indicó Arizti a Subrayado tras el encuentro con representantes de la empresa y del diálogo con el sindicato en el que, según el ministro, se observó la predisposición de todas las partes al diálogo. Las autoridades esperan avanzar antes del viernes, fecha en la que los trabajadores anunciaron el inicio de una huelga.

En lo laboral, Arizti enumeró medidas como el seguro de paro, programa de reconversión laboral y flexibilidad en convenios colectivos. En tanto, Verri reiteró el compromiso de buscar alternativas. Si bien aseguró que no se puede incidir en aspectos como la importación de cerveza más barata, señaló que existen algunos costos extra que se pueden atacar para la pérdida de competitividad, como aquellos en relación a los envases retornables.

Dejá tu comentario

Te puede interesar