21 de julio 2023 - 14:55

El gobierno prorrogó la concesión de UPM hasta 2053

La empresa finlandesa solicitó una extensión anticipada del permiso que estaba vigente hasta el 2034.

UPM podrá operar en las zonas francas de Uruguay hasta 2053.

UPM podrá operar en las zonas francas de Uruguay hasta 2053.

El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) prorrogó de forma anticipada la concesión de UPM Fray Bentos S.A. para la explotación de zonas francas, a pedido de la empresa finlandesa que recientemente abrió su segunda planta en Uruguay, y que ahora está habilitada para operar hasta 2053.

La concesión de la zona franca de Fray Bentos que tenía UPM iba hasta 2034, de acuerdo a una resolución del Poder Ejecutivo en 2004. Sin embargo, la multinacional pidió una prórroga antes de que llegara el año de finalización.

En el documento que elaboró el gobierno actual, se explica que los “servicios técnicos de la Dirección Nacional de Zonas Francas” informaron que “la extensión del plazo solicitada se ajusta a los requisitos fijados por el Poder Ejecutivo en la resolución” de 2004. Esto requisitos están regulados por la ley 17.566 y se asegura que la compañía “viene cumpliendo de forma satisfactoria con sus obligaciones, generando empleo, contribuyendo de esta forma con los objetivos” marcados en un principio.

“UPM Fray Bentos viene impulsando un plan de inversiones adicionales, las que serán finalizadas en el corriente año”, agregó. Estos argumentos fueron reconocidos por el gobierno, que extendió la concesión para la empresa finlandesa.

Las planta de UPM, claves para el sector energético

Las plantas de celulosa de UPM modificaron el panorama energético en el país y generan un 6,4% de la demanda eléctrica del país, según un informe realizado por SEG Ingeniería, que muestra que consumen el 28% del total de energía a nivel nacional.

El relevamiento, que también recoge datos del Balance Energético Nacional, elaborado por la Dirección Nacional de Energía, muestra que el sector industrial fue el principal impulsor del crecimiento del consumo de energía durante las últimas décadas, que pasó de 21% al 42% actual.

A su vez, se destacó que, en lo que va del siglo, el consumo final energético se incrementó un 89%, siendo el sector industrial responsable del 67% de esta variación. Según el informe, desde 2018 hasta 2022, el 6,4% de la demanda eléctrica del país fue provista por las dos plantas de pasta de celulosa.

Es que, en el proceso de producción, las pasteras obtienen sustancias con contenido energético. Eso transforma a UPM 2 en la cuarta central eléctrica de mayor potencia en Uruguay, según puntualizaron, ya que la mayor parte de la energía que utilizan las papeleras proviene de residuos de biomasa, principalmente de las plantaciones de eucalipto que son la materia prima para la fabricación de celulosa.

Del relevamiento surge que la industria de la celulosa representa hoy el 65% del consumo final energético de la industria uruguaya y el 28% de la demanda total del país, lo que refleja los impactos de las dos pasteras instaladas hace unos años: UPM Fray Bentos, en Río Negro; y Montes del Plata, en Conchillas en Colonia.

Dejá tu comentario

Te puede interesar