25 de abril 2023 - 11:02

"Uruguay está exportando jóvenes con alta capacitación"

Fernando Amestoy, coordinador del grupo de Infraestructuras e Investigación de la Celac, advirtió que el país enfrenta el desafío de retener esas capacidades.

Fernando Amestoy, coordinador del grupo de Infraestructuras e Investigación de la Celac.

Fernando Amestoy, coordinador del grupo de Infraestructuras e Investigación de la Celac.

Foto: Polo Tecnológico de Pando

La Fundación EU-LAC, la Agencia Uruguaya de Cooperación Internacional y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, celebraron en Montevideo el “Foro de Conocimiento EU-LAC”.

Allí 120 representantes de las comunidades estudiantiles, académicas y científicas, expertos en la temática y representantes gubernamentales generaron insumos para lo que será la próxima Cumbre EU-CELAC que tendrá lugar los días 17 y 18 de julio en Bruselas, Bélgica.

El investigador uruguayo Fernando Amestoy trazó para Ámbito.com una mirada sobre el presente de la inversión en tecnologia de la regiòn y el pais. Advirtió que, si no hay un cambio de fondo, Uruguay seguirá exportando alto conocimiento al mundo.

¿Qué objetivo tuvo este encuentro y qué tipo de insumos se elaboraron?

Esto es un foro de conocimiento que está promovido por la Agencia Uruguaya de Cooperación Internacional, la AECID, la Agencia Española de Cooperación y la Fundación Europea. En este espacio se está compartiendo experiencias y distintos enfoques en temas de educación, en temas de investigación y en temas de experiencias de cooperación con Europa, en infraestructuras de investigación. Hay experiencias de distinto tipo y han venido distintos invitados, donde de alguna manera han transmitido sus lecciones aprendidas.

Vamos tomando distintos tipos de experiencias y la idea es que el resumen de esto pueda ser transferido como un insumo para desarrollar políticas de cooperación y de articulación entre Latinoamérica y Europa, fortalecer los vínculos de la cooperación. Hoy ese vínculo se da a través de Celac, pero también otros organismos que trabajan en cooperación bilateral. Cada país hace su cooperación, hay una cooperación bilateral.

Europa trabaja con Argentina, trabaja con Brasil, trabaja con Uruguay en cooperaciones bilaterales. Y también hay instrumentos de cooperación. Por ejemplo, hay programas de cooperación iberoamericana, la Secretaría Iberoamericana tiene programas de cooperación. El CITED, el Programa de Ciencia y Tecnología para el Desarrollo, tiene sus programas de cooperación e intercambio.

Y dentro de la CELAC tenemos distinto ejes que trabajan en cooperación biregional, y uno tiene que ver con movilidad de investigadores, el segundo eje es cómo se enfrentan retos globales, operando entre las dos partes, como ejemplo temas de cambio climático, el otro es cómo se ponen en operación las infraestructuras de investigación y se dan acceso no solamente a infraestructuras grandes , observatorios astronómicos, pero también infraestructuras más pequeñas como lo que tenemos en países más chicos. O sea, cómo se movilizan para generar valor ambiental, social, económico.

Y después hay un eje que tiene que ver con la innovación. La innovación es cómo se pone en valor todo el conocimiento y la investigación, cómo se transforma en un agregado valor de nuevo, productivo, social, económico, ambiental.

¿Es un buen momento para hablar de cooperación entre América y Europa en estos temas?

Tenemos muchas asimetrías con Europa, pero también tenemos muchas asimetrías internas entre los países de Latinoamérica. Entonces las asimetrías que tenemos nosotros son primero regionales, o sea los problemas de la región andina son distintos de los problemas que tenemos en el Río de La Plata o de la zona amazónica.

La extensión es tan grande que tenemos todos los climas y que es muy difícil homogeneizar una situación. Hay asimetría política entre los países, de economías, de producto interno per cápita, de fortaleza de los sistemas de investigación.

Acá tenemos países que tienen sistemas de investigación muy fuertes, como Brasil, México, Argentina y Chile, otros países como los caribeños que tienen más debilidades, pero todos tienen un interés en común que es buscar cómo fortalecer las transferencias, incorporar conocimiento para crear valor, o sea, desarrollarse. De alguna manera, el usar el conocimiento para promover desarrollo, además de fortalecer cada vez más los sistemas de investigación.

Nosotros, en Latinoamérica, tenemos una situación de escenario totalmente heterogéneo, en general falta financiamiento, los gobiernos tienen un montón de necesidades y los recursos son muchos más escasos para la inversión en investigación y en desarrollo. Estamos lejísimos de la inversión europea en ID (investigación y desarrollo), nuestros países están por debajo del 1%. Y la verdad que necesitamos fortalecer mucho las capacidades de investigación, pero también hay que fortalecer mucho, una vez que se hace el músculo que está en el sistema de investigación funciona, hay que fortalecer los mecanismos de cómo ese conocimiento se transforma en valor.

En ese sentido, ¿cómo está posicionado el Uruguay?

La inversión sigue siendo escasa, o sea, se requiere tener más inversión en investigación y desarrollo, sin duda.

Se han hecho esfuerzos, se han formado jóvenes, yo creo que los programas de la ANII han sido eficientes, hay una carrera en el sistema nacional de investigadores, hay jóvenes que están terminando su doctorado, que están trabajando, que están desarrollándose como investigadores, pero tenemos desafíos que es retener esas capacidades. Para ello hay que aumentar la capacidad de absorción del tejido productivo.

Esos doctores tienen que estar trabajando en la producción, agregando valor, incorporarlo en cadenas, en procesos productivos, o sea, de todas maneras, aumentar la intensidad del tejido productivo en agregado de conocimiento, corremos el riesgo de estar exportando jóvenes, no solamente ya para Uruguay que es un país envejecido, exportar jóvenes no es algo bueno. Estamos exportando jóvenes con alta capacitación, que al país les llevó muchísima energía formar sus doctores, y ahora estaríamos exportando doctores.

Creo que el desafío para las políticas de ciencia y tecnología que ahora están en revisión, desarrollándose un plan estratégico en ciencia y tecnología nuevo, el que tenemos vigente tiene más de una década, en ciencia y tecnología eso es muchísimo, en los desafíos que tenemos es como, de alguna manera, las capacidades que se formaron, aplicarlas a generar valor y retenerlas. Eso es un desafío grande.

¿Para eso se necesita inversión ¿Pagar mejores salarios?

Tiene que ver con la incorporación primero de inversión privada. El sector privado tiene que invertir más en investigación y desarrollo, invierte poco. En realidad casi toda la investigación en Latinoamérica es inversión pública, o sea hay poco involucramiento del sector industrial. Y después para eso implica identificar oportunidades de negocios, trabajar con modelos organizacionales diferentes. O sea, no solamente en la formación de capacidades de investigación, sino en cómo se transfieren esas capacidades a la producción. Y los modelos organizativos son distintos, para trabajar en la primera y la segunda misión de la universidad, que es la parte de docencia y hacer investigación, que, para generar valor en cadenas productivas, por ejemplo. Hay desafíos también que son globales, cambio climático, ahora está la sequía. Creo que un muy buen ejemplo fue el tema del Covid-19, o sea, hubo un riesgo por la pandemia. Y bueno, el sistema, el académico, se creó un GACH, un grupo asesor de alto nivel y la universidad y el sistema académico se alineó rápidamente una vez que se identificó una necesidad de agregar valor, identificada la necesidad, el sistema respondió.

Creo que los desafíos que tenemos es en cada una de las distintas regiones del país que tienen realidades socioproductivas diferentes, tenemos que tener agendas claras, bien definidas, hacia donde debe priorizarse y dirigirse a la capacidad de investigación. Y obviamente debieran estar asociadas a crear valor productivo, social y ambiental.

Dejá tu comentario

Te puede interesar