6 de diciembre 2023 - 15:28

Fracasó la votación de la Asamblea General para levantar el veto sobre Casa de Galicia

Diputados y senadores ratificaron de forma ajustada en el Parlamento la medida tomada por el Ejecutivo sobre los créditos laborales de la exmutualista.

La Asamblea General ratificó el veto sobre Casa de Galicia.

La Asamblea General ratificó el veto sobre Casa de Galicia.

Fracasó en la Asamblea General la votación en la sesión extraordinaria realizada para debatir el veto parcial impuesto por el Poder Ejecutivo a los artículos 1, 2 y 3 de la ley para cubrir los créditos laborales de los trabajadores de Casa Galicia, que había sido aprobado previamente en el Parlamento.

Anteriormente, el Frente Amplio había elevado una moción presentada a la presidenta de la Asamblea General para que se realizara una sesión extraordinaria el 28 del mes corriente, una iniciativa que fue aprobada por varios senadores y diputados del Parlamento.

Esta decisión corresponde al artículo 138 de la Constitución que establece que, en caso de que un proyecto de ley haya sido devuelto por el Poder Ejecutivo con objeciones u observaciones totales o parciales, “se convocará a la Asamblea General y se estará a lo que decidan los tres quintos de los miembros presentes de cada una de las Cámaras, quienes podrán ajustarse a las observaciones o rechazarlas, manteniendo el proyecto sancionado".

Sin embargo, la votación fue ajustada. De un total de 29 senadores, 17 votaron levantar el veto y 12 por no hacerlo, mientras que en la Cámara de Representantes, hubo 97 diputados presentes: 41 eligieron mantener el veto y 56 pretendían levantarlo. Las cuentas estuvieron reñidas, ya que, con ese número de legisladores presentes, el proyecto necesitaba 18 votos en el Senado y 59 en Diputados.

Objeciones dentro del oficialismo

Para que se levante el veto parcial, se necesitaban tres quintos del quorum presente al momento de la votación. "Eso genera algunos cálculos que son difíciles de poder prever sin conocer la asistencia de los legisladores. Pero entendiendo una cámara donde estén todos los legisladores se necesitan 78 votos para levantar el veto que ha ejercido el presidente de la República. Va a ser una votación ajustada", explicó antes de la votación el presidente de la Cámara de Diputados, Sebastián Andújar.

También antes de la sesión, el exministro del Interior y actual senador, Luis Alberto Heber adelantó que iba a estar del lado del Ejecutivo al momento de la votación. "El herrerismo va a respaldar la posición del presidente, siempre. Nosotros somos la principal fuerza de Luis Lacalle Pou, que es un gran presidente, y vamos a argumentar en Asamblea General", remarcó.

"Yo me estoy reintegrando al Senado en estos días, y no tengo los detalles para dar una opinión seria sobre el alcance del veto. Pero indudablemente hay aspectos constitucionales que van a estar arriba de la mesa", agregó.

Las objeciones del Poder Ejecutivo

La semana pasada el presidente Luis Lacalle Pou definió el veto parcial para la ley aprobada en el Parlamento que establece la cobertura por parte del Estado para los créditos laborales de más de 1.000 extrabajadores de Casa de Galicia, que quedaron pendientes de pago tras el cierre del centro de salud.

La decisión de vetar parcialmente la iniciativa, resistida por los extrabajadores, se materializó el viernes pasado y tenía que ver con los artículos que refieren a los fondos previstos, ya que la solución aprobada implica un desembolso de unos 30 millones de dólares, mientras la propuesta del gobierno planteaba un gasto de 8 millones de dólares.

En un encuentro con representantes del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y de la cartera de Trabajo y Seguridad Social, el mandatario analizó razones económicas y de justicia y definió el veto, al considerar que algunos de los extrabajadores ya consiguieron empleo o cobraron un subsidio por desempleo. Vale recordar que el proyecto del Frente Amplio fue validado por el Senado por 19 en 20 votos gracias a los apoyos de Cabildo Abierto, así como dos senadores del Partido Nacional y uno del Partido Colorado.

El texto contempla a más de 1.000 personas despedidas y considera que el pago de los créditos laborales a los exfuncionarios debe financiarse con el fondo de insolvencia patronal, con un tope de 105.000 unidades indexadas, de cerca de 611.000 pesos. A la par, dispone la creación de una bolsa de trabajo a la que la Administración de Servicios de Salud del Estado (Asse) y los prestadores privados de salud tendrán que acudir cuando deseen contratar personal.

Dejá tu comentario

Te puede interesar