15 de junio 2023 - 14:45

Hay esperanzas para el trigo y la cebada, pero la colza no tuvo buenas noticias

Las siembras de invierno están llegando a su fin, marcadas por una falta de precipitaciones, aunque fue positiva para el trigo y la cebada.

La colza fue el cultivo estrella el año pasado en Uruguay.

La colza fue el cultivo estrella el año pasado en Uruguay.

RTVE

Este año los productores tuvieron que hacer frente a la peor sequía en los últimos cien años donde, no solamente se vieron afectados los cultivos de verano, sino que a los de invierno les tocó acarrear con los inconvenientes que se venían dando desde principios de diciembre.

Hace un poco más de un año, el precio de la colza tasaba entre 700 y 800 dólares la tonelada, mientras que en la actualidad cuesta, aproximadamente, 400 dólares. De esta manera, su rentabilidad se ve altamente comprometida.

En el descenso de su precio, tuvieron que ver, en primer lugar, con las demoras en las cosechas de verano que usualmente dejan de crecer con el comienzo de las heladas en marzo, lo que favorece la cosecha. Sin embargo, con las lluvias del mes de marzo, se reverdecieron las plantaciones provocando que se extiendan los ciclos.

Además de esto, la seca tuvo que ver con las condiciones no aptas de los suelos para volver a plantar luego de las cosechas de verano donde los productores tuvieron que esperar las llegas de las lluvias, dejando sus planes a la deriva.

Otro de los factores es que, el año pasado se utilizaron 348.000 hectáreas para la siembra de la colza. Frente a esto, es necesario tener en cuenta que no se recomienda repetir colza sobre colza.

La cebada y el trigo, por su parte, mantuvieron un buen precio, mientras que pudieron, a partir de las rotaciones de cultivos, llegar a tiempo para la siembra y, posteriormente, la cosecha. El trigo, por su parte, volvió a ser este invierno el cultivo más importante, puesto que había siendo tomado por la colza el año pasado.

Dejá tu comentario

Te puede interesar