15 de marzo 2023 - 13:08

Los productores depositan su esperanza en una buena zafra de invierno

La colza, el trigo y la cebada generan expectativa en los productores que vienen sufriendo los impacto de la sequía.

La colza es uno de los principales cultivos de invierno.

La colza es uno de los principales cultivos de invierno.

Foto: Freepik

Con una sequía que no da tregua para los cultivos de verano, la zafra de invierno parece ser la esperanza de los productores, especialmente el trigo, la colza y la cebada, para que el impacto económica pueda, por lo menos, amortiguar un poco más la caída.

En conversación el programa Rurales TV, el director de la empresa 3agro, Nicolás García Pintos, habló sobre la gravedad de la situación de los productores debido a la sequía. “La verdad que la situación no está bien, estamos cruzando un momento de crisis climática y, lógicamente, los cultivos la están pasando mal

Sin embargo, remarcó que tienen las expectativas puestas en el invierno ya que “la tendencia es que se revierta la situación climática” y que espera que no se pase para el otro lado. “Sin lugar a dudas esperamos un buen invierno, el área creció mucho el año pasado. Esperemos que esa tendencia se mantenga e inclusive que crezca. Vemos muy buena perspectiva del trigo la cebada y la colza”, detalló el director de 3agro.

“Necesitamos de este cultivo de invierno, saliendo sobre todo de este momento complicado”, expresó García Pinto haciendo referencia a que los cultivos de invierno podrían llegar a ser una esperanza para que no impacte tanto la sequia y los cultivos arruinados en la economía. “Hay que esperar un poco a que el clima ayude y se den estas lluvias y que se empiece a normalizar para empezar a agarrar humedad en los suelos y en los campos”, agregó.

¿Qué pasó el año pasado?

Los cultivos de invierno tuvieron un gran año durante el 2022 en Uruguay, con más de 861.000 hectáreas plantadas, según las cifras de la encuesta de Primavera de 2022 de la Oficina de Estadísticas Agropecuarias (DIEA) del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP).

La colza fue el cultivo al que mejor le fue dentro de una gran campaña, con un crecimiento del 114% de un año a otro, y 348.145 hectáreas plantadas. Estas cifras la posicionan como el principal cultivo de invierno del país y el segundo de grano, por detrás de la soja.

La siembra de trigo alcanzó las 301.850 hectáreas y obtuvo un rendimiento promedio de 4.251 kilos por hectárea, situándose un 23% encima del área de 2021, y tan solo 30.000 hectáreas por debajo del pico alcanzado en 2015. Además, y a pesar del déficit hídrico sostenido, el rendimiento promedio fue el más alto de la historia desde que el MGAP lleva la estadística con la encuesta de DIEA, superando los excelentes indicadores de 2020.

La cebada en cambio, tuvo un leve ajuste a la baja: de las 224.000 hectáreas sembradas en 2021, la superficie descendió a unas 211.000 en 2022, aunque siguen siendo buenas cifras. En cuanto al rendimiento promedio, estuvo 150 kilos por encima de 2021: cerró en 4.252 kilos por hectárea.

Dejá tu comentario

Te puede interesar