19 de abril 2024 - 17:56

Las expectativas de inflación volvieron a bajar, pese al posible repunte global

El IPC culminaría el año dentro del rango meta, según prevén los analistas que consulta el Banco Central del Uruguay.

Las expectativas de inflación de los analistas volvieron a bajar, en momentos donde podría haber un repunte a nivel global.

Las expectativas de inflación de los analistas volvieron a bajar, en momentos donde podría haber un repunte a nivel global.

Foto: Freepik

Las expectativas de inflación de los analistas que consulta mensualmente el Banco Central del Uruguay (BCU) volvieron a bajar y quedaron más cerca del centro del rango meta, con la previsión de que el año cierre con un IPC de 5,41%.

De esta manera, las proyecciones continúan a la baja, a pesar de que el propio BCU advirtió en la minuta del Comité de Política Monetaria (Copom) que se espera un repunte de la inflación a nivel global, debido a la proliferación de tensiones geopolíticas.

De esta manera, los agentes económicos recortaron sus proyecciones en 57 puntos básicos con respecto a la encuesta anterior, haciéndose eco del nivel actual de inflación, hoy en el 3,80% anual. De todos modos, las respuestas sobre el IPC de 2024 mostraron oscilaciones entre el 5% y el 6,5%.

En cuanto a las previsiones para los próximos 12 meses, hubo una leve moderación, pasando de 5,90% al 5,84% actual para el año móvil cerrado a marzo de 2025. Finalmente, para 2025 las expectativas se mantuvieron en el 6%, techo del rango meta, mientras que para 2026 la mediana de las respuestas fue de 5,90%, levemente inferior al 5,95% del informe pasado.

La inflación podría repuntar a nivel global por las tensiones geopolíticas

A pesar de esta merma en las expectativas, la inflación se está reavivando a nivel global por la sucesión de conflictos, con foco en los recientes ataques en Medio Oriente entre Israel e Irán, pero sin olvidar de la invasión de Rusia a Ucrania. Así lo advirtió el BCU en la última minuta del Copom, al observar que los conflictos bélicos están generando presiones al alza en los precios promedio.

Las autoridades del Banco Central aseguraron que Estados Unidos está enfrentando dificultades a la hora de lograr una convergencia de su inflación a la meta del 2%, debido, principalmente, a un descenso lento del componente núcleo y los incrementos en los precios de las materias primas, así como de los costos de comercialización y de transporte.

En tanto, prevé que la Unión Europea (UE) y los demás países del viejo continente experimenten reactivaciones en la recta final del 2024.

Dejá tu comentario

Te puede interesar