18 de junio 2024 - 09:07

Preocupa un derrame de Ancap en la Interbalnearia

Se retoman las tareas por la pérdida de petróleo en el oleoducto subterráneo que va desde José Ignacio hasta la refinería de La Teja.

El oleoducto de Ancap sufrió una pérdida,

El oleoducto de Ancap sufrió una pérdida,

La Administración Nacional de Combustible, Alcohol y Portland (Ancap) retoma esta mañana las tareas por el derrame ocurrido en el oleoducto que transporta petróleo desde José Ignacio hasta la refinería de La Teja, paralelo a la Ruta Interbalnearia. Desde el Ministerio de Ambiente confirmaron que la pérdida no contaminó cursos de agua cercanos.

El derrame fue advertido el lunes por la mañana por el Centro de Emergencias Departamentales (Cecoed) de Canelones, mientras que la petrolera estatal notificó de la pérdida a la Dirección Nacional de Calidad y Evaluación Ambiental del Ministerio de Ambiente, al Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP), a OSE, Bomberos y Policía Caminera.

Los trabajos comenzaron ayer con el objetivo de recolectar el hidrocarburo derramado, retirar el suelo contaminado y detectar el origen de la pérdida para proceder a reparar el oleoducto; pero se suspendieron al anochecer en tanto las condiciones de trabajo no eran seguras. En la mañana del martes se retomó la actividad a la altura del kilómetro 56 de la Interbalnearia.

Entre las hipótesis de la causa del derrame se contemplan la corrosión, aunque desde Ancap indicaron que no había indicios de que el lugar tuviera riesgo de pérdida; una cuestión mecánica como, por ejemplo, rotura por una maquinaria pesada; o “una combinación de ambas en este caso, por el lugar en el que se sospecha está la rotura”.

El oleoducto está enterrado a unos dos metros de profundidad, por lo que primero hay que descubrirlo y “determinar

“Hay que descubrir el caño (varias decenas de metros, a unos 2 metros de profundidad) y determinar la forma de reparación que, seguramente sea la colocación de un sobre sano (caño que se coloca por afuera)”, señalaron desde Ancap a Telemundo, y agregaron: “Mientras no se repare, está suspendido el bombeo de petróleo a la refinería, que tiene varios días de inventario de seguridad. Como medida de precaución, se reduce el caudal para no tener que parar la producción”.

Las declaraciones del Ministerio de Ambiente

Desde el Ministerio de Ambiente, en tanto, aseguraron que la pérdida en el oleoducto no contaminó cursos de agua cercanos.

Según la cartera dirigida por Robert Bouvier, "no se detectó hidrocarburo en forma líquida", aunque sí "se percibió un olor fuerte". Si bien el petróleo se canalizó hacia un “canal de pluviales”, Ancap colocó material absorbente para evitar que continuara el derrame.

"El canal de pluviales, de aproximadamente 400 metros de longitud, no desemboca en un curso de agua, sino que se pierde en el campo", afirmaron desde el Ministerio de Ambiente, que también inspeccionó el arroyo Sarandí, a unos 1,200 metros, "sin encontrar signos de contaminación".

"También se verificó la presencia de pozos de agua subterránea a cierta distancia del lugar afectado, notificando de inmediato a OSE", agrega el reporte oficial de la cartera, aunque señala en ese sentido que los pozos "no han mostrado afectación alguna".

A pesar de estas constataciones, Ambiente aseguró que "seguirá monitoreando" la situación "de cerca", junto a Ancap y otras instituciones para "mitigar el impacto ambiental" a nivel del suelo.

Dejá tu comentario

Te puede interesar