¿Qué dicen los puntos del documento final de la Celac que le hicieron ruido a Lacalle Pou?

Mundo

El mandatario coincidió en pleno con ambos artículos, pero marcó que "hay países" que no le hacen justicia a lo allí expresado.

En el marco de la VII Cumbre de jefes de Estado de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y el Caribe (Celac) en Buenos Aires, el presidente Luis Lacalle Pou señaló lo que consideró una contradicción entre las palabras y las acciones de algunos de los mandatarios allí presentes.

En concreto, se refirió a dos de los 111 puntos de la Declaración final de la cumbre realizada en la capital de Argentina: el 3 y el 4, donde “se habla del respeto a la democracia, a los derechos humanos y del cuidado a las instituciones”.

Acto seguido, en su discurso, Lacalle Pou apuntó: “Claramente hay países acá que no respetan nada de eso”, en alusión tácita a los gobiernos de Venezuela, Cuba y Nicaragua. Las tensiones entre el mandatario del Uruguay y sus pares de dichas naciones caribeñas son conocidas. En la cumbre anterior, de hecho, llegó a tener un cruce verbal con el cubano Miguel Diaz-Canel.

El detalle de los puntos 3 y 4 de la Declaración de Buenos Aires de la Celac

El tercer punto de la Declaración remarca el “compromiso” de los firmantes con la democracia y "la promoción, protección y respeto de los Derechos Humanos; la cooperación internacional, el Estado de Derecho, el multilateralismo, el respeto a la integridad territorial, la no intervención en los asuntos internos de los Estados, y la defensa de la soberanía, así como la promoción de la justicia y el mantenimiento de la paz y seguridad internacionales”.

En su intervención, Lacalle Pou volvió a condenar el intento de golpe de Estado en Brasil a principios de enero, aunque advirtió: “Tampoco podemos tener una visión hemipléjica según el perfil ideológico”. Las referencias previas a la vulneración de los derechos humanos y la democracia en Venezuela, Cuba y Nicaragua por parte del mandatario no escasean.

En el cuarto punto del documento final, que de todas formas firmó el jefe de Estado uruguayo, recuerda: “La democracia es una conquista de la región que no admite interrupciones, de conformidad con el ordenamiento jurídico de los Estados, ni retrocesos”.

Así, continúa: “Reiteramos en ese sentido nuestro más firme compromiso con la preservación de los valores democráticos y con la vigencia plena e irrestricta de las instituciones y del Estado de Derecho en la región; el acceso a las funciones públicas y su ejercicio; y el respeto a las facultades constitucionales de los distintos poderes del Estado y el diálogo constructivo entre los mismos”.

La enumeración sigue con “la celebración de elecciones libres, periódicas, transparentes, informadas y basadas en el sufragio universal y secreto como expresión de la soberanía del pueblo; la participación ciudadana, la justicia social y la igualdad, la lucha contra la corrupción, así como el respeto a todos los derechos civiles y políticos reconocidos en los instrumentos internacionales aplicables”.

Temas

Dejá tu comentario