21 de abril 2023 - 11:55

Se levantó el paro en Conaprole

La Asociación de Obreros y Empleados de Conaprole (AOEC) llegó a un acuerdo con la empresa y cesó las medidas de fuerza que llevaba a cabo desde el martes para pasar a una nueva instancia de negociación.

Leche En Polvo Conaprole
Foto: Presidencia

Luego de varios días de conflicto sindical, la Asociación de Obreros y Empleados de Conaprole (AOEC) llegó a un acuerdo con la empresa y levantó las medidas de fuerza que venían realizando en la planta de Villa Rodríguez, por lo que las operaciones se normalizaron.

A través de un comunicado, el sindicato anunció el cese de las medidas gremiales dispuestas desde el pasado martes, a partir del rechazo a la reprogramación de turnos de trabajo a partir de la implementación de nuevas máquinas de envasado por parte de Conaprole.

En el documento, la AOEC afirma que el avance en las negociaciones confluyó en la creación de un ámbito tripartito desde el próximo lunes 24 de abril, el cual durará 72 horas hábiles y donde los trabajadores tendrán la opción, desde el viernes y hasta el miércoles 26 de abril, de no perder los jornales de esos días, ya sea gozando como licencia anual las jornadas; optando por trabajar en otro sector de la planta, o no trabajando dichos días y reponiendo las horas posteriormente.

¿Por qué se originó el conflicto?

El conflicto sindical comenzó luego de que Conaprole invirtiera en la planta de Rodríguez e incorporara nuevas máquinas de envasado, con capacidad de 15.000 litros por hora. Esto llevó a que la empresa planteara una reprogramación de los turnos y las formas de trabajo, algo a lo que el gremio se opuso, en tanto consideraron que los cambios se hicieron sin previa negociación.

Frente a ello, inciaron medidas de fuerza que se mantuvieron hasta ayer, cuando ambas partes lograron alcanzar cierto punto de acuerdo.

La preocupación de los tamberos

El paro en Conaprole también encendió la alarma entre los productores lecheros, que exigieron —antes de que se conociera el acuerdo entre la empresa y el sindicato— que cesaran las medidas gremiales debido al efecto negativo que éstas estaban teniendo en un sector ya fuertemente golpeado por la sequía.

El problema principal en los tambos era el atraso en la recepción de leche, en la cual la planta de Rodríguez es fundamental en tanto es que la que tiene mayor capacidad de absorción por la época del año; sobre todo luego de que algunas plantas cerraran por baja producción y toda la operativa se centrara en el establecimiento protagonista del conflicto.

“Habían hasta 45 camiones cisterna esperando para descargar en la planta y esas esperas retrasan el horario de los tambos”, explicó, en su momento, Justino Zavala, directivo de la Agremiación Tamberos de Canelones y remitente a Conaprole. El gran problema es que “la cisterna no pueden ser las ubres de las vacas, porque luego vienen todos los problemas de inflamación de ubre, sanitarios e incluso se llega a tener que descartar vacas. Lo que pasa es que el tambero empieza a ordeñar y llega un momento en que el tanque se completa y desborda, entonces tira leche”, agergó.

El contexto era más grave si se tenía en cuenta el difícil momento que atraviesa el sector, con una deuda a causa de la sequía estimada en 100 millones de dólares por el Instituto Nacional de la Leche (Inale).

Dejá tu comentario

Te puede interesar