26 de febrero 2024 - 09:29

Ampliación del TCP: la draga cortadora más grande del mundo esta trabajando en Uruguay

La maquinaria pertenece a la empresa belga contratada por el directorio de la TCP, Jan de Nu.

La draga cortadora más grande del mundo: Willem Van Rubroeck. 

La draga cortadora más grande del mundo: Willem Van Rubroeck. 

Jan De Nul

Las obras de ampliación de la Terminal Cuenca del Plata (TCP) del Puerto de Montevideo siguen avanzando y esta vez le toca a la etapa de perforación y voladura de roca del lecho marino; para esto, la empresa encargada de la obra trajo al Uruguay la draga cortadora más grande del mundo.

La prestigiosa empresa belga, Jan De Nul, que tiene antecedentes de haber llevado a cabo varios proyectos de renombre como una isla artificial en los Emiratos Árabes Unidos (EAU), es la encargada del dragado de la Terminal Cuenca del Plata.

A partir del viernes pasado, la empresa encargada del dragado trajo al Uruguay la draga cortadora más grande del mundo para trabajar en el dragado del puerto. La maquinaria lleva el nombre de "Willem Van Rubroeck” y esta acompañada de otras dos embarcaciones de apoyo: “Trinidad” y “Leeuw” y dos dragadas más: “Postnik Yakolev” y “Ortelius”.

Esta maquinaria fue pensada para trabajar en suelos muy duros, en este caso el de Montevideo y cuenta con un largo de 151,3 metros y ancho de 36 metros.

Una mejora sustancial para el Puerto de Montevideo

Con el dragado a 14 metros aprobado por el gobierno argentino a finales de enero, el Puerto de Montevideo podrá recibir contenedores de TCP/Katoen Natie de barcos de dimensiones que rondan los 400 metros de largo, 61 metros de ancho y con calados de hasta 13,8 metros. Según trascendió, estos barcos permiten cargar contenedores de hasta 24.000 TEUS, embarcaciones que hasta hoy no pueden acceder.

En esa línea, avanzan las obras de ampliación de la Terminal Cuenca del Plata (TCP), con trabajos de perforación y voladura de roca del lecho marino, según anticiparon desde la Administración Nacional de Puertos (ANP). Gracias a las tareas, el puerto le ganó al mar un total de 28 hectáreas, mientras que para 2025 se aguarda que avancen otras 23 hectáreas, totalizando 51.

A la par, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) anunció semanas atrás una inversión de 103 millones de dólares para avanzar en la expansión del puerto, con el objetivo de dar un impulso al comercio exterior.

Las claves del proyecto

La ampliación de la TCP tiene un plazo estimado de duración de las labores es de dos años y medio y que, una vez finalizado a comienzos del 2026, el puerto de la capital operará unos 3 millones de contenedores, capacidad similar al de Buenos Aires, uno de sus principales competidores.

La ampliación constará de 3 grandes sectores. El primero tiene que ver con una inversión para una nueva estructura de 22 hectáreas adicionales al mar, con un segundo muelle y playa de contenedores y edificio operativos. Esto permitirá que operen hasta cuatro buques al unísono, incluyendo a los cargueros más grandes del mundo, lo que facilitará una optimización de los tiempos y que se brinde un mejor servicio.

El nuevo muelle se denominará “Muelle Oeste”, se ubicará en el límite oeste del área de concesión y que ocupa 58,5 hectáreas. Por otro lado, requerirá un dragado de 17 metros de profundidad y tendrá una extensión de 730 metros

En segundo lugar, se propuso la adquisición de tecnología con grúas pórticos y equipamiento rodante. Esto coindice con uno de los objetivos en Montevideo es lograr que se constituya un puerto verde de cara a 2030, con máquinas ecoeficientes, grúas 100% eléctricas, conexión eléctrica para buques en puerto para la reducción de gases efecto invernadero y disminución de huella de carbono. Por último, se llevará a cabo la renovación de la infraestructura actual y sus accesos.

Dejá tu comentario

Te puede interesar