8 de mayo 2023 - 15:54

Bajan las expectativas empresariales de inflación, aunque siguen arriba de la meta oficial

El INE informó que los actores del sector privado nacional redujeron su proyección inflacionaria a los niveles de principios del 2022.

Las expectativas inflacionarias bajaron a 8% entre los empresarios uruguayos.
Las expectativas inflacionarias bajaron a 8% entre los empresarios uruguayos.
Foto: Freepik

El Instituto Nacional de Estadística (INE) divulgó hoy su encuesta mensual de expectativas empresariales de inflación (Encuesta de Expectativas Empresariales). Esta encuesta tiene especial relevancia dado que los empresarios son los directos formadores de precios en prácticamente todos los mercados.

Las expectativas de inflación bajaron para este año de 8,2 a 8,0%, según la mediana de las respuestas a la encuesta. De esta manera, las expectativas de inflación anual vuelven a su nivel de principios del año 2022, en los meses previos a la invasión rusa de Ucrania, que causara luego un empuje de la inflación a nivel global, que también incidió en Uruguay.

Los empresarios también responden cuál es su expectativa de aumentos de costos de producción promedio. En este caso, la mediana de las respuestas es un 9% de aumento anual este año 2023. Las expectativas de inflación y aumento de costos se mantienen para el año 2024. Así, los empresarios estiman (en general) que sus costos subirán más que los precios de venta, tanto este año como en 2024.

EEE.jpg

Comparaciones

Si bien se ha dado un paulatino descenso en las expectativas de inflación de los empresarios, estas siguen estando por encima de la meta oficial para este año (6,7%) y también por encima de las expectativas de los analistas, que prevén una inflación del 7,3% a diciembre de 2023.

La encuesta de expectativas de inflación de los empresarios comenzó a divulgarse hace poco más de un año por parte del INE, pues se consideró información relevante para la opinión pública. La encuesta se llevaba adelante hace ya muchos años por parte del INE, para ser utilizada por el Banco Central del Uruguay (BCU) en su trabajo en política monetaria.

En una reciente reunión de directivos y técnicos del BCU con periodistas especializados en economía, se planteó la preocupación acerca de la resistencia de los empresarios a reducir sus expectativas de inflación, aun en un marco de política monetaria contractiva.

Se planteó que uno de los factores de alta incidencia en las expectativas empresariales de inflación son las tasas de aumentos salariales en sus empresas, que se definen (en general) una vez por año, en el marco de los Consejos de Salarios.

Dejá tu comentario

Te puede interesar