19 de enero 2024 - 12:06

Declaró el exbanquero Juan Peirano Basso

La Justicia uruguaya deberá determinar si hace lugar al pedido de extradición desde Paraguay, por la quiebra del Banco Alemán.

El exbanquero uruguayo Juan Peirano Basso podría ser extraditado a Paraguay.

El exbanquero uruguayo Juan Peirano Basso podría ser extraditado a Paraguay.

El exbanquero Juan Peirano Basso declaró tras ser detenido el jueves en Uruguay a pedido de la Justicia paraguaya, que lo investiga por fraude a ahorristas del Fondo Mutuo Banalemán del Grupo Velox. Tenía orden de captura de Interpol y podría ser extraditado a Paraguay.

La detención fue en su domicilio y hoy compareció ante la Fiscalía especializada en Delitos Económicos y Complejos de tercer turno. La justicia uruguaya deberá definir si hace lugar al pedido de extradición desde Paraguay, por el cual también era buscado por Interpol.

Según explicó el fiscal Gilberto Rodríguez al término de la audiencia en rueda de prensa, Peirano Basso quedó en libertad con medidas cautelares como fijación de domicilio y presentarse en una seccional policial una vez por semana. Además, no podrá salir del país durante los 40 días de los que dispone Paraguay para emitir una orden formal de extradición.

"Tiene familia, actividad laboral y arraigo, no hay indicio para presumir que pueda existir una fuga", expresó el fiscal respecto a la decisión de no dictar prisión preventiva. Además, Rodríguez recordó que el exbanquero "tiene una o dos causas penales" abiertas en Uruguay y primero tiene que cumplir la pena en el país antes de que, eventualmente, se estudien los procesos de extradición.

El abogado de Peirano Basso, José Sellanes, por su parte, hizo hincapié en que su cliente está en el país luego de haber sido extraditado de Estados Unidos, "y por el tratado que hay con Estados Unidos no puede volver a ser extraditado".

El exbanquero es requerido por la justicia de Paraguay acusado de fraudes millonarios en el Banco Alemán de ese país y en una financiera vinculada a esa entidad. Su hermano, José Peirano Basso, fue extraditado a Paraguay en mayo pasado por esa misma causa.

La quiebra del Banco Alemán en Paraguay en 2002 dejó sin fondos a conocidos políticos, funcionarios y empresarios vinculados al entonces gobierno paraguayo.

El derrumbe económico de los Peirano

La historia de Peirano Basso con la Justicia es de larga data, e involucra también a su familia directa: él integraba junto con su padre, Jorge Peirano Facio, y sus hermanos Jorge, Dante y José, el llamado Grupo Velox, también conocido como Grupo Peirano, que era propietario del Banco de Montevideo, Banco Velox (Argentina), Banco Alemán (Paraguay) y Trade&Commerce Bank (TCB, Islas Caimán).

Además, participaba en la cadena de supermercados Santa Isabel en Chile.

El grupo se derrumbó con la crisis financiera argentina de 2001, a partir de un problema de liquidez que derivó en la intervención y liquidación de los distintos bancos por las autoridades de cada país.

De hecho, el Banco de Montevideo fue suspendido por el Banco Central de Uruguay (BCU) en julio de 2002, lo que precipitó la crisis que generó la pérdida de 45% de los depósitos y 80% de las reservas del país en ese año.

Jorge Peirano Facio, así como sus hijos Dante, Jorge y José, fueron procesados con prisión en Uruguay en 2002. El padre murió en la cárcel al año siguiente en espera de juicio, en tanto que sus hijos siguieron presos hasta 2007, cuando quedaron en libertad condicional luego de que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la OEA condenara al Estado uruguayo por la duración del proceso penal.

En 2013, Dante y José Peirano Basso fueron finalmente sentenciados a nueve años de prisión por el delito de insolvencia societaria fraudulenta. Su otro hermano, Jorge, recibió una condena de seis años de penitenciaría. Pero no volvieron a prisión por haber cumplido más de la mitad de la pena de forma preventiva.

Juan Peirano Basso, en tanto, se fugó a Estados Unidos, donde fue detenido en 2006 en Miami tras permanecer cuatro años prófugo. Fue extraditado en 2008 a Uruguay, donde estuvo preso por el delito de "insolvencia societaria fraudulenta" hasta 2011, cuando la Suprema Corte de Justicia (SCJ) le concedió la "libertad por gracia".

Dejá tu comentario

Te puede interesar