31 de agosto 2023 - 13:02

Dólar en caída y pérdida de competitividad, las críticas en el Parlamento al equipo económico del gobierno

El presidente del Banco Central del Uruguay, Diego Labat, descartó la intervención en el tipo de cambio sugerida por el Frente Amplio y Cabildo Abierto.

Diego Labat, presidente del Banco Central del Uruguay (BCU).

Diego Labat, presidente del Banco Central del Uruguay (BCU).

El titular del Banco Central del Uruguay (BCU), Diego Labat, se presentó junto al equipo económico del gobierno frente a la Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado para defender el proyecto de ley de Rendición de Cuentas. El descenso de la inflación y la cotización del dólar fueron los grandes temas centrales de la comparecencia.

Las críticas y cuestionamientos a la gestión económica vinieron tanto del Frente Amplio como de Cabildo Abierto, dos sectores opuestos que, sin embargo, han coincidido en muchos puntos a lo largo de la gestión de la Coalición Multicolor. En ese sentido, el senador y líder cabildante, Guido Manini Ríos afirmó que según su percepción, “la baja de la inflación se apoya, principalmente, en el tipo de cambio, en mantener el dólar en los niveles en los que está hoy, notoriamente más bajos que al inicio de este gobierno”.

En ese sentido, el cabildante consultó al equipo económico —encabezado por la ministra de Economía y Finanzas (MEF), Azucena Arbeleche— si el gobierno lleva un registro de cómo el descenso del dólar y el atraso cambiario “está afectando” al trabajo, a la industria, al comercio, a los sectores exportadores y al turismo.

“¿Hay alguna previsión de que esa situación cambie en el futuro o se va a seguir en esta realidad, en la que el país es poco o nada competitivo, sobre todo con aquellos que producen lo mismo y exportan a los mismos mercados que nosotros, como los países vecinos?”, preguntó Manini Ríos.

Por su parte, el senador del Frente Amplio, Mario Bergara, también avanzó por la línea cambiaria al afirmar que existe “un desalineamiento del tipo de cambio a la baja que no debería estar ocurriendo”, y que eso está afectando la competitividad del país a nivel global, mientras que el gobierno no actúa a pesar de que “perfectamente podría tener una política diferente de suavizar” la caída por la vía de la intervención en el mercado de cambio.

“Entendemos que sí debería haber una conducta de gobierno y del Banco Central en esta materia que ayude a que el desplome del tipo de cambio no tenga la magnitud que tiene, manteniendo todos los equilibrios que es necesario mantener”, añadió el legislador opositor.

La respuesta del gobierno: la necesidad de bajar la inflación y el costo de comprar dólares

A su momento, el presidente del BCU, Labat, hizo hincapié una vez más en la necesidad del control inflacionario para garantizar el crecimiento de la economía, y apuntó a que “la baja de la inflación no está soportada en el desalineamiento cambiario”.

Si bien Labat reconoció que hay un desalineamiento de entre 12% y 15% respecto al nivel de fundamentos, también sostuvo que “seguramente va a irse corrigiendo”. En esta línea, descartó la propuesta de Bergara de intervenir en el mercado cambiario ya que, según el presidente del BCU, es necesario tener “un buen diagnóstico” de porqué el tipo de cambio se mueve como lo hace y actuar a partir de ahí. “No negamos la herramienta de intervenir, pero debe usarse cuando entendamos que es lo mejor para toda la sociedad”, apuntó.

“Acepto que pueda haber quienes entiendan que corresponde intervenir, pero sostengo que hay dos cosas que son bien relevantes a la hora de hacerlo”, dijo Labat. En primer lugar, el cambio en el comportamiento de los agentes que implicaría: “claramente, si el Banco Central les otorga un piso o un techo, les es muchísimo más fácil entrar, hacer inversiones especulativas y salir rápidamente una vez que quieran hacerlo, ya que el Banco Central les va a dar los dólares que precisan”, afirmó.

En segundo lugar, argumentó que intervenir en el mercado de cambios para comprar dólares y sostener el tipo de cambio requiere recursos del fisco. “El Banco Central cuenta con un estudio que establece que entre los años 2009 y 2022, el costo de intervención se estimó en 1,8 % del PIB, lo que representan 90 millones de dólares por año. Por lo tanto, hay que ser conscientes del costo y, como dije, aún si quisiéramos intervenir, nunca debería ser pensando en sostener un nivel de tipo de cambio, sino simplemente para evitar cierta volatilidad”, explicó Labat.

Dejá tu comentario

Te puede interesar