28 de agosto 2023 - 09:50

El mercado expectante por un dólar que sigue cerrando a la baja

El viernes pasado el dólar cerró la semana en 37,686 pesos, marcando su segunda jornada consecutiva a la baja.

Los bajos niveles del dólar en el Uruguay sigue siendo un gran problema para los exportadores.

Los bajos niveles del dólar en el Uruguay sigue siendo un gran problema para los exportadores.

Foto: Pixabay

El dólar cayó un 0,06% con respecto al miércoles de la semana pasada y cerró semana en 37,686 pesos este viernes, marcando su segunda jornada consecutiva a la baja y lejos de la franja de los 38 pesos y aportando a una depreciación anual del 5,95% anual.

Con este último retroceso, que se suma a una serie de altibajos, la divisa estadounidense diluyó la suba acumulada durante agosto, que a finales de la semana pasada quedó en 0,69%, a pesar de que en un inicio amagaba con ser bastante superior. En tanto, la depreciación es marcada en lo que va del año, alcanzando el 5,95% anual, algo que se acentúa a nivel interanual, con una merma que llega al 6,72% con un mercado que parece cada día más resignado a la baja de la divisa.

Proyecciones y expectativas reducidas que siguen sin alcanzarse

En ese sentido, la última Encuesta de Expectativas Económicas del BCU evidencia una corrección de las previsiones del mercado respecto del tipo de cambio para fin de año: los analistas esperan que la divisa estadounidense cotice en 39,61 pesos para diciembre de este año.

El problema es que, por más que las proyecciones continúan ajustándose a la baja, el dólar sigue sin poder acercarse de forma constante siquiera a los 38 pesos. En definitiva, hace mucho que la cotización no está en el mínimo de los valores esperables, a pesar de los escenarios futuros cada vez más moderados.

Mientras tanto, y según el director del Centro de Estudios de la Realidad Económica y Social (Ceres), Ignacio Munyo, el valor del dólar funcional para el gobierno —en términos de control inflacionario y cumplimiento del rango meta— no supera los 38,5 pesos. Por lo que sería difícil que la divisa regrese a la franja de los 39 pesos, y todavía más que las expectativas de los analistas del mercado puedan cumplirse.

El dólar en $39, un recuerdo lejano

El 3 de mayo la cotización oficial del dólar cerró en los 39,074 pesos, tras la tercera jornada consecutiva de suba y la segunda de mantenerse sobre el piso de los 39 pesos, según la información del Banco Central del Uruguay (BCU). Para encontrar más de dos días consecutivos por encima de esos valores, hay que retroceder hasta mediados de marzo.

Desde entonces, y lejos de las expectativas que preveían una mejora en el equilibrio del tipo de cambio —sobre todo, con el control inflacionario y la finalización de la política monetaria restrictiva que venía llevando a cabo el BCU—, el dólar no pudo volver a los 39 pesos; de hecho, la franja de los 38 pesos se convirtió en el objetivo inmediato de la cotización luego de comenzar a moverse mayormente en los 37 pesos.

Desde aquel 3 de mayo pasaron 114 días —algunos menos si solo se consideran las jornadas cambiarias. Desde la última vez que estuvo en la franja de los 40 pesos, ya son 240 días, ocho meses. Y el dólar, lejos de remontar, parece estar cada vez más cómodo en niveles bajos para las necesidades de los sectores exportadores.

Dejá tu comentario

Te puede interesar