12 de noviembre 2023 - 14:19

El crucero Greg Mortimer vuelve a Uruguay

El buque que había quedado varado en el océano Atlántico y fue socorrido por el Uruguay, vuelve al Puerto de Montevideo.

El buque Greg Mortimerestuvo varado en el océano Atlántico y el Uruguay socorrió a sus pasajerosdurante la pandemia.
El buque Greg Mortimer estuvo varado en el océano Atlántico y el Uruguay socorrió a sus pasajeros durante la pandemia.

El buque australiano Greg Mortimer, que en 2020 estuvo casi dos meses varado en el Uruguay durante la pandemia provocada por un brote de covid-19, regresó al Puerto de Montevideo para hacer una escala técnica antes de seguir su viaje hacia la ciudad argentina de Ushuaia.

Según informó la agencia EFE, el viceministro de Turismo, Remo Monzeglio, confirmó el regreso del buque y además destacó el significado de que ese barco vuelva al país. Sin embargo, esta es la segunda visita ya que, en octubre de 2022, el Greg Mortimer ya había retornado a Montevideo, en aquella oportunidad para agradecer la asistencia brindada por Uruguay.

Ese viaje fue llevado a cabo por varios pasajeros que habían estado varados en el país. Uno de ellos fue el australiano Jesz Fleming, quien fue recordado por besar el suelo del Aeropuerto de Carrasco antes de regresar a su país en 2020.

¿Cómo fue el caso del Greg Mortimer?

En marzo de ese año, el Greg Mortimer llegó a Montevideo procedente de Ushuaia después de que uno de sus ocupantes, el primero que debió ser evacuado, el 31 de marzo, tuviera problemas físicos y ninguna otra autoridad cercana permitiera el desembarco en sus costas.

Desde ese momento, el buque permaneció en aguas uruguayas por casi dos meses en los que se organizaron "corredores humanitarios" para que 126 pasajeros pudieran retornar en avión a sus países. Para esto, se alojaron a tripulantes en hoteles y se brindó asistencia sanitaria a un grupo de personas que la necesitaron y que debieron ser bajados del buque en distintos momentos.

Greg mortimer.jpg 1.jpg

Aquel caso puso a Uruguay en el mapa de muchos turistas neozelandeses, australianos y de varias nacionalidades europeas que mostraron su amor al país en el momento de abandonarlo con banderas anudadas, corazones dibujados en carteles y mensajes de todo tipo en redes sociales.

La odisea del Greg Mortimer provocó en aquellos momentos tal impresión en la población montevideana que parte de esta acudió a la entrada de los hoteles a aplaudir a los evacuados o se asomó a los balcones para despedir a quienes partían hacia el aeropuerto.

Dejá tu comentario

Te puede interesar