20 de octubre 2023 - 11:12

El dólar comienza a plancharse sin poder llegar a los $ 40

Las proyecciones del mercado y las cuatro jornadas consecutivas a la baja indican que la divisa podría haberse estancado nuevamente.

El dólar en Uruguay acumuló su cuarta jornada consecutiva a la baja.

El dólar en Uruguay acumuló su cuarta jornada consecutiva a la baja.

Foto: Pixabay

El dólar en Uruguay sigue acumulando leves bajas en los que va de la semana, abogando a las proyecciones sobre el regreso a la cotización “planchada” y a los pronósticos respecto del techo al rally alcista que experimentó durante la primera mitad de octubre.

Si bien el dólar continúa con una importante apreciación en lo que va del mes, un 3,41%, las últimas cuatro jornadas a la baja comienzan a lavar el optimismo que apenas estaban comenzando a mostrar los mercados respecto a la corrección del atraso cambiario en tanto la divisa estadounidense se aleja, poco a poco, de la tan ansiada franja de los 40 pesos.

En este sentido, ayer, la moneda cerró en 39,872 pesos tras retroceder un 0,03%, según la cotización oficial del Banco Central del Uruguay (BCU). Este comportamiento reciente da cuenta de cierto estancamiento en el dólar, ya advertido por los especialistas y analistas económicos.

El optimismo del mercado

Es moderado todavía, pero los analistas y entidades económicas se hicieron eco del buen desempeño del dólar durante las primeras semanas de octubre, actualizando sus proyecciones monetarias al alza por primera vez en varios meses.

De esta forma, consultados por el BCU, elevaron la previsión de 39,40 pesos a diciembre —ya superada durante el rally alcista de este mes— y señalaron una cotización estimada de 40 pesos. Si bien no es un gran incremento, los analistas dan cuenta de que las perspectivas mejoraron levemente, permitiendo pensar en una recuperación casi total del valor perdido en el dólar durante este 2023 —considerando que la última vez que la moneda cotizó sobre los 40 pesos fue el 27 de diciembre del año pasado.

Sin embargo, cabe destacar que esta proyección indica, a su vez, que el dólar no subiría mucho más en lo que queda del año, por lo que es posible también volver a hablar de una cotización “planchada”.

Para esto será necesario, igualmente, monitorear cómo los sucesos mundiales impactan en el mercado local: desde la guerra entre Israel y Hamas, que lleva a los inversores a elegir alternativas más seguras de inversión entre las cuales está el dólar pero, asimismo, cada vez más observan proyectos en Uruguay —con el consecuente ingreso de billetes que eso significa—; hasta las decisiones de la Reserva Federal (Fed) respecto de las tasas de interés, que pueden desacelerar la recuperación de la divisa estadounidense.

Dejá tu comentario

Te puede interesar