18 de abril 2024 - 10:59

El dólar global seguirá fuerte: pros y contras para Uruguay

A pesar de las últimas bajas para la divisa estadounidense, los analistas coinciden en que el contexto es propicio para la estabilidad del billete verde.

El dólar global continuará fuerte, lo que significa ventajas y desventajas para Uruguay.

El dólar global continuará fuerte, lo que significa ventajas y desventajas para Uruguay.

El crecimiento del dólar global parece haberse estancado con lo que se encamina a su segunda baja diaria, pero los analistas coinciden en que la divisa estadounidense seguirá fuerte, apuntalado mayormente por las reducción de las posibilidades un recorte en las tasas de interés en el corto o mediano plazo por parte de la Reserva Federal (Fed). Como todo, esto significa ventajas y desventajas en el mercado cambiario mundial, ¿cuáles son las de Uruguay?

Si bien la jornada del miércoles parece ser la excepción que confirma la regla, con una baja en el dólar que va en sentido contrario a las subas que lleva durante buena parte de lo que va del año, la divisa continuaría fuerte. Por un lado, gracias al contexto macroeconómico de Estados Unidos que no genera el ambiente propicio para un recorte en las tasas de interés de referencia, que se encuentran en su rango máximo —desde la Fed entienden que los avances en la desaceleración de la inflación podrían haberse estancado—, por lo que las inversiones continúan dando buenos rendimientos.

Por el otro, porque la coyuntura de incertidumbre internacional, propiciada por el conflicto entre Israel e Irán y el riesgo de que la violencia escale a nivel regional en Medio Oriente, vuelven a poner al dólar en el centro como refugio de valor, por lo que la demanda está alta.

Concretamente, el índice dólar subió este jueves un 0,2%, a 106,15 unidades, manteniéndose cerca del máximo de cinco meses y medio de 106,51 tocado el martes.

Impactos positivos y negativos para Uruguay

Para Uruguay, así como para la mayoría de los países del mundo, esta fortaleza del dólar representa pros y contras para su propio mercado cambiario y, sobre todo, para su economía.

Entre las ventajas, la más importante es el posible impulso del dólar en el plano local, en tanto el tipo de cambio uruguayo se mueve, en la mayor parte de las ocasiones, de manera similar al comportamiento global. Por lo tanto, si la divisa estadounidense se mantiene fuerte, es posible que la moneda tenga un mayor margen de recuperación.

Al cierre de la jornada de ayer tuvo su peor caída diaria en lo que va del año, cuando retrocedió un 1,32%, cortando una racha de cinco jornadas positivas consecutivas y cotizando en 38,707 pesos, según los datos del Banco Central del Uruguay (BCU), mientras que hoy volvió a caer hasta los 38,378 pesos.

Pero otros aspectos positivos de la fortaleza del dólar global es que suma el componente de rendimiento por sobre el de refugio de valor seguro para aquellas personas que ahorran e invierten en esta divisa extranjera. El que sea moneda de reserva de la mayoría de los bancos centrales del mundo también es significativo, y en el caso local, significa un crecimiento de las reservas.

En contrapartida, la fortaleza del dólar no es bien recibida en los mercados emergentes, que también operan como referencia para Uruguay. Esto no solo es por la relación inversa que existe entre el índice dólar y el MSCI Emerging Markets, sino también porque muchos de los países emergentes, así como mantienen sus reservas en dólares, también se endeudan en esta moneda. Por lo que una apreciación del billete verde encarece el pago de los vencimientos.

Asimismo, la mayoría de las materias primas se cotizan en dólares, al igual que los bienes de importación e insumos para la producción, por lo que si la moneda estadounidense sube, eso hace que su compra sea más costosa. En consecuencia, para el país hay dos problemáticas: en primer lugar, se encarece la inversión necesaria para producir, así como los bienes resultantes de la producción, por lo que la demanda puede reducirse; y, en segundo lugar, se profundiza el deterioro de la competitividad uruguaya en tanto se suman costos.

Estos factores podrían verse contrarrestados con una mayor fortaleza del dólar en el mercado cambiario local; algo que no parecería estar próximo a suceder o, al menos, no en un nivel mayor al que sucede a nivel global.

Dejá tu comentario

Te puede interesar