16 de abril 2024 - 11:52

El dólar global tocó un nuevo máximo en cinco meses, a la espera de cambios en Medio Oriente

Los operadores no esperan grandes novedades en la política monetaria de la Fed, que ahora suma el conflicto geopolítico como factor de presión sobre los precios.

El dólar global sigue subiendo e impacta en el mercado cambiario de Uruguay de manera positiva.

El dólar global sigue subiendo e impacta en el mercado cambiario de Uruguay de manera positiva.

Foto: Vecteezy

El dólar global tocó un nuevo máximo de cinco meses en medio de un contexto geopolítico incierto que influye positivamente en el mercado cambiario de Uruguay, que empieza a ilusionarse con una tendencia alcista consistente.

El dólar tocó el martes máximos de cinco meses después de que el presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell, dijera que el banco central estadounidense podría tener que mantener las tasas de interés más altas durante más tiempo al mantenerse estancada la inflación.

El principal motivo de esto es que un mayor consumo puede llevar a una mayor inflación o, al menos, a dificultar su estabilización en números más cercanos al 2% perseguido por el banco central estadounidense. Por lo que, siendo este el principal objetivo de la Fed, la posibilidad de que la primera baja de tasas ocurra en setiembre es cada vez mayor; por lo que el dólar continúa fuerte, apuntalado por los inversionistas que apuestan a seguir obteniendo buenos rendimientos de sus colocaciones en esta divisa.

El índice dólar subió un 0,04%, a 106,24 unidades, tras tocar 106,51, su nivel más alto desde el 1 de noviembre.

En tanto, el euro ganó un 0,08%, a 1,0631 dólares, tras haber caído a 1,0603 dólares luego de los comentarios del presidente de la Fed, su nivel más bajo desde el 2 de noviembre. Además, el dólar se apreció un 0,23% frente a la moneda japonesa, a 154,62 yenes, tras alcanzar un máximo de 34 años a 154,79 yenes.

La visión de la Fed

En su declaración de este martes, Powell señaló una "falta de mayor progreso" este año hacia el objetivo de inflación del 2% y afirmó que "está claro que los recientes datos no nos han dado mayor confianza y, en cambio, indican que probablemente tardaremos más de lo previsto en alcanzarla". Es probable que sea su última comparecencia pública antes de la reunión de política monetaria del 30 de abril al 1 de mayo.

"La economía estadounidense sigue creciendo de forma muy sólida, a un nivel superior a la tendencia a largo plazo, lo que respalda el aumento del rendimiento de los bonos y desaconseja que la Fed recorte las tasas", afirmó en este sentido Kenneth Broux, de Société Générale, a la agencia Reuters.

Los operadores redujeron las expectativas sobre la fecha probable en que la Fed comience a recortar las tasas luego de que las presiones de los precios al consumo para marzo estuvieran por encima de las expectativas de los economistas.

Al mismo tiempo, la escalada de las tensiones geopolíticas entre Israel e Irán está añadiendo un impulso a la demanda de la divisa estadounidense como refugio seguro.

Dejá tu comentario

Te puede interesar