12 de abril 2024 - 10:02

El dólar global tuvo su mayor suba semanal desde setiembre de 2022

La inflación en EEUU y la política monetaria de la Fed siguen impulsado la cotización que, en Uruguay, fue apuntalada por la baja de la TPM.

El dólar continúa su racha positiva a nivel internacional, mientras que en Uruguay acumula una recuperación del 2,92% en abril.

El dólar continúa su racha positiva a nivel internacional, mientras que en Uruguay acumula una recuperación del 2,92% en abril.

Foto: Reuters

El dólar global sigue subiendo y alcanzó su mayor suba semanal desde setiembre de 2022, impulsando también las cotizaciones locales, como en el caso de Uruguay. ¿Puede mantenerse la tendencia?

El dato de inflación en Estados Unidos y la certeza de que la Reserva Federal (Fed) no tiene intención de apresurar un recorte en las tasas de interés, que se encuentran en su mayor rango histórico, apuntalaron al dólar en una tendencia que se perfila alcista. Es así que la divisa subió un 0,74% y el índice dólar —que mide al billete verde en relación con una canasta de otras seis monedas internacionales— se ubicaba en 106,02 unidades, por encima de su récord del día previo. En tanto, el avance semanal superó el 1,6%, el mayor desde setiembre de 2022.

Esto sucede luego de que la inflación en Estados Unidos resultara ligeramente más alta de lo esperado, lo que confirmó que el escenario económico no está lo suficientemente estabilizado como para dar seguridad a la Fed en avanzar en los primeros recortes de las tasas. De hecho, las autoridades del banco central afirmaron que no hay urgencia en comenzar el ciclo bajista; y, en el mismo sentido, la presidenta de la Fed de Boston, Susan Collins, comentó que la fortaleza de la economía y el retroceso desigual de la inflación desaconsejaban un impulso a corto plazo para bajar los tipos.

Por su parte, los operadores financieros esperan que la Fed reduzca su tasa en unos 45 puntos básicos durante este año, cuando a principios del 2024 las apuestas apuntaban a recortes por un total de 150 pb. En tanto, las proyecciones de una primera baja en junio son cada vez más bajas, lo que perfila un escenario de fortaleza para el dólar que solo podrá ser confirmado a partir de los diferentes datos macroeconómicos estadounidenses de las próximas semanas.

El dólar se acopla en Uruguay

En Uruguay, en tanto, el dólar pareció aprovechar el impulso global de la divisa y subió un 0,32%, anotando su novena suba en las últimas 11 jornadas cambiarias. Así, cerró en 38,788 pesos, según la cotización oficial del Banco Central (BCU).

El aumento no solo puede atribuirse a las decisiones de la Fed y su impacto en los mercados cambiarios locales, sino que también debe observarse el efecto que la reciente baja de la Tasa de Política Monetaria (TPM) en 50 puntos básicos —una sorpresa para todos los agentes, que esperaban una baja del 0,25%— pueda estar teniendo sobre un tipo de cambio retrasado frente al peso.

Lo cierto es que el dólar ha recuperado un 3,29% en lo que va de abril, por lo que la depreciación acumulada del año es del 0,60%, todavía arrastrada por el desempeño de la divisa estadounidense en marzo. Sin embargo, tanto el escenario internacional como el nacional permiten proyectar una mayor suba para el billete verde, mientras los sectores exportadores reclaman una cotización que va desde los 45 pesos hasta los 58 pesos.

De mantenerse la estabilidad en Estados Unidos, y en caso de consolidarse el efecto positivo de la reducción de tasas por parte del BCU —que redujo el rendimiento de las inversiones en pesos, haciendo menos atractivas estas colocaciones, lo que puede llevar a una mayor preferencia por el dólar que aumente la demanda—, podría ocurrir un escenario en el que la divisa, al menos, vuelva a los valores con los que cerró el 2023.

Dejá tu comentario

Te puede interesar