27 de febrero 2023 - 18:19

El empleo en la construcción sigue subiendo

APPCU informó que la cantidad de trabajadores formales de la construcción son más de 62.000, por lo que alcanzó un máximo histórico de los últimos años.

El número de trabajadores formales de la construcción subió a 62.552, un máximo para los últimos años.

El número de trabajadores formales de la construcción subió a 62.552, un máximo para los últimos años.

Foto: Pexels

La economía uruguaya está mostrando síntomas de desaceleración. Los datos de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios del Uruguay (CNCS) sobre el cierre de 2022 muestran que la mayoría de los rubros tuvo retrocesos en las ventas reales medidas en términos interanuales; Por otra parte, el agro está atravesando una histórica sequía. Hoy el Ceres divulgó su Índice Líder sobre actividad económica con un avance de 0,3%, segundo consecutivo, pero el propio instituto señala que aún es prematuro hablar de recuperación.

Sin embargo el sector de la construcción sigue mostrando síntomas de firmeza y los últimos datos de empleo así lo confirman: el número de puestos cotizantes en el BPS (el registro de trabajadores formales en este sector) mostró un nuevo aumento en el último dato que corresponde al mes de noviembre 2022.

Según información del referido organismo, divulgada por la Asociación de Promotores Privados de la Construcción del Uruguay (APPCU) el número de trabajadores formales de la construcción subió a 62.552, un máximo para los últimos años.

La planta de UPM está por finalizar, pero la inversión estatal mantiene los niveles de empleo

En los primeros 11 meses de 2022 el número de trabajadores formales en la construcción promedió 56.592 trabajadores; arrancó en menos de 51.000 y está ahora en los referidos 62.500.

El dato es especialmente relevante porque refleja que la dinámica en el sector se ha mantenido, a pesar de que la planta de UPM que se está construyendo en Durazno está llegando a su finalización, previéndose la puesta en marcha en las próximas semanas.

Sucede que a pesar de la paulatina reducción del trabajo allí en Durazno, el gobierno ha desplegado importantes inversiones viales en todo el territorio, con un monto presupuestal asignado de 900 millones de dólares anuales. A esto hay que agregar varios proyectos de inversión en las áreas industriales y logísticas, que también suman cientos de nuevos puestos de trabajo en la construcción.

Pero seguramente el factor más relevante para explicar la tendencia informada es la gran dinámica que se está dando en la construcción de viviendas. En efecto, bajo el régimen de Vivienda Promovida - que exonera impuestos a los inversores en la medida que se construya en determinadas zonas consideradas de interés- viene aumentando el número de proyectos de vivienda nueva presentados y con ello la actividad en el sector de la construcción.

La dinámica en este sector es muy relevante para la economía, en la medida que la construcción ha mejorado notoriamente los niveles salariales en los últimos años, lo que conlleva entonces a una mayor capacidad de consumo de estos trabajadores.

Más empleo con más salario implica una mayor dinámica en el consumo interno, que aún espera para una reactivación mayor luego del duro golpe que implicó la pandemia.

Dejá tu comentario

Te puede interesar