24 de mayo 2024 - 17:57

El petróleo subió, pero no logró evitar la caída semanal

A pesar de la mejora de este viernes del Brent y el WTI, las señales de la Fed hicieron retroceder el valor del crudo.

Las señales de la Fed impulsaron a la baja el precio del petróleo esta semana.

Las señales de la Fed impulsaron a la baja el precio del petróleo esta semana.

Foto: Reuters

Los precios del petróleo subieron un 1% este viernes, pero no lograron evitar una pérdida semanal, después de que los sólidos datos económicos estadounidenses reforzaron las expectativas de que las tasas de interés podrían mantenerse altas durante un largo tiempo y frenar la demanda por combustible.

El contrato de crudo Brent para julio subió 76 centavos, o un 0,93%, a 82,12 dólares el barril, mientras el estadounidense West Texas Intermediate (WTI) subió 85 centavos, o un 1,11%, a 77,72 dólares, por expectativas de una mejor demanda por los viajes de verano a partir de este fin de semana en el hemisferio norte.

Tanto el Brent como el WTI perdieron más de un 2% en la semana. De hecho, el Brent había cerrado el jueves en su nivel más bajo desde el 7 de febrero y los futuros del WTI estadounidense en mínimos desde el 23 de febrero.

La influencia de la minuta de la Fed

Las minutas de la más reciente reunión de política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), publicadas el miércoles, mostraron que los responsables de la política monetaria se cuestionaban si las tasas de interés eran lo suficientemente altas como para controlar la persistente inflación.

Algunos funcionarios estaban dispuestos a elevar los costos de endeudamiento de nuevo si la inflación repuntaba. El presidente de la Fed, Jerome Powell, y otros responsables del banco central manifestaron desde entonces que consideran poco probable que haya nuevas subidas.

"Varios participantes mencionaron su disposición a endurecer aún más la política monetaria si los riesgos para la inflación se materializan de manera que la medida resulte apropiada", se informó en la minuta.

Las tasas de interés más altas aumentan el costo de los préstamos, lo que puede ralentizar la actividad económica y frenar la demanda de petróleo.

Dejá tu comentario

Te puede interesar