26 de febrero 2024 - 08:21

Emmanuel Macron reafirmó su negativa al acuerdo Mercosur-UE ante un clima hostil

El presidente de Francia busca aplacar los ánimos de los agricultores locales, férreos opositores a un tratado de libre comercio con el bloque sudamericano.

Emmanuel Macron discutió con agricultores franceses y les comunicó que no acompañará el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea.
Emmanuel Macron discutió con agricultores franceses y les comunicó que no acompañará el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea.
Foto: Reuters

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, reafirmó su negativa al acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea (UE), en una búsqueda por aplacar los ánimos de los agricultores locales, férreos opositores a un tratado de libre comercio con el bloque sudamericano, debido a sus potenciales impactos sobre el propio sector.

Este sábado, en el Salon International de l'Agriculture (SIA), el primer mandatario francés fue recibido entre abucheos y reprobaciones por parte de los agricultores y granjeros, quienes se manifestaron violentamente contra fuerzas de seguridad, con un saldo de ocho miembros heridos.

El presidente francés señaló como "ridículo que los agricultores hayan recurrido a la violencia en un salón que es suyo" y remarcó que siempre prefiere el diálogo a la confrontación" puesto que "la confrontación no produce nada".

Macron puso en duda que el comercio internacional perjudique a la agricultura francesa

Ante el clima hostil generado por los productores, Macron se comprometió a no firmar el acuerdo comercial entre el Mercosur y la UE, aunque mostró su rechazo a la idea de que el comercio internacional perjudicaría al sector agrícola local.

No obstante, también aseguró que planteará la instauración de "precios mínimos", en un intento por proteger los ingresos agrícolas, a partir de una ley que regule las relaciones entre los distintos actores de la industria alimentaria y establezca un mayor control en el origen de los productos en cuestión. Estos precios mínimos tendrían como base los indicadores de costos de producción en cada sector.

Olivia Grégoire, ministra de Empresas, Turismo y Consumo, se había opuesto a una medida similar que fue votada y rechazada por el Parlamento en noviembre del año pasado, alegando que le recordaba a "Cuba o la Unión Soviética". Sin embargo, la ira agraria que recorre Europa obligó al gobierno francés a reconsiderar algunas opciones.

Dejá tu comentario

Te puede interesar