3 de agosto 2023 - 16:19

La inflación subyacente retrocedió por primera vez en el año

El IPC que excluye combustibles, frutas y verduras cayó 0,17%, cortando la tendencia al alza del primer semestre.

El IPC que excluye combustibles, frutas y verduras, se redujo 0,17% en julio.

El IPC que excluye combustibles, frutas y verduras, se redujo 0,17% en julio.

Foto: @juancacerespe

La inflación subyacente se redujo 0,17% en julio y mostró su primer retroceso en lo que va del año, luego de seis meses consecutivos en alza, de acuerdo al Índice de Precios al Consumo Con Exclusiones (IPC-CE) que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE).

De esta manera, el IPC-CE, para cuyo cálculo no se toman en cuenta combustibles ni frutas y verduras frescas, se ubicó en 102,69 y se mostró en baja en línea con el retroceso de la inflación general, cortando la tendencia a la suba del primer semestre.

Es que en junio había experimentado una suba de 0,05%, mientras en mayo había aumentado 0,30% y en abril 0,52%. En cuanto al primer trimestre, en marzo se había incrementado 0,44%, en febrero 0,48% y en enero tuvo el alza más sensible, en el orden del 1,56%.

Esas cifras contrastan con los dos primeros retrocesos, de 0,37% en diciembre de 2022 y de 0,14% en noviembre de ese año, cuando comenzó. Con estos registros, la inflación subyacente acumula un incremento de 2,69% desde octubre del año pasado, cuando comenzó a utilizarse este índice.

Gráfico INE.jpg

¿Qué excluye el IPC-CE y cuál es su objetivo?

El IPC-CE no contabiliza la evolución de frutas, verduras y combustibles con el objetivo de acercarse a la estimación de una inflación a largo plazo. Con esta metodología, el INE busca que sea “complementario” con el IPC tradicional.

Entre las ventajas, destacan que es “menos susceptible a eventos que pueden generar grandes fluctuaciones, en general reversibles, en los precios de algunos artículos”, como eventos climáticos que afecten a las frutas y verduras o acontecimientos internacionales que impacten en el valor del petróleo.

Por eso, esta metodología no involucra la nafta (que aporta casi la mitad de la incidencia del total), el supergas y el gasoil. Tamoco se incluyen productos como papas, bananas, tomates, manzanas, cebollas, lechuga, zanahorias, morrones, naranjas, zapallos, zucchinis, calabazas, boniatos y mandarinas.

Dejá tu comentario

Te puede interesar