22 de agosto 2023 - 09:07

La ley de reducción de la jornada laboral vacía a los Consejos de Salarios, advirtió Mieres

El ministro de Trabajo y Seguridad Social planteó ante la comisión del Senado que trata el proyecto que se trata de un "riesgo muy importante" para la rentabilidad de las empresas.

El ministro de Trabajo y Seguridad Social, Pablo Mieres, consideró inviable un régimen general de reducción de la joranda laboral en Uruguay.

El ministro de Trabajo y Seguridad Social, Pablo Mieres, consideró inviable un régimen general de reducción de la joranda laboral en Uruguay.

Foto: Presidencia

El ministro de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), Pablo Mieres, presentó un informe ante la Comisión de Asuntos Laborales del Senado, en el marco del comienzo del debate por la reducción de la jornada laboral en Uruguay; y calificó la iniciativa como inadecuada y “un riesgo muy importante”.

El Parlamento comenzó a tratar el proyecto de ley que busca reducir progresivamente la jornada laboral de 48 a 40 horas semanales, presentado por el Frente Amplio —aunque se interrumpirá en breve ya que la prioridad de los senadores será la Rendición de Cuentas; y luego se espera una larga agenda de delegaciones que pidieron dar a conocer su opinión sobre el tema antes del debate y la votación. En este contexto, el titular del MTSS presentó un informe ante la Comisión de Asuntos Laborales de la Cámara Alta, donde sostuvo que “el abordaje que se está proponiendo acá no nos parece el más adecuado”.

Para Mieres, el hecho de que la reforma en el régimen semanal de trabajo se realice por ley, sin realizar una diferenciación entre sectores o empresas hace “tabla rasa” sobre el mundo del trabajo, impone un molde sobre la negociación colectiva y “vacía de contenido” los Consejos de Salarios. En consecuencia, el impacto posible de la iniciativa es imposible de prever, pero sí espera que sea significativamente negativo.

Los riesgos que planteó Mieres

En su presentación ante la Comisión, el ministro apeló a la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que recomienda la negociación colectiva por rama de actividad, y que por esta vía también debería discutirse la eventual reducción de la jornada laboral, considerando la productividad como aspecto central en las conversaciones.

“No es posible imaginar una reducción del tiempo de trabajo en una determinada unidad productiva sin que simultáneamente no se establezca algún tipo de entendimiento sobre la productividad”, afirmó, y señaló que, por el contrario, la eventual ley sería “de orden público” y, por lo tanto, obligatorio e indistinta para todos. En consecuencia, un obstáculo para la negociación colectiva.

Mieres ya había hecho comentarios en un tono similar sobre la posible reducción de la jornada laboral durante un evento de la Asociación de Dirigentes de Marketing (ADM), donde señaló que la medida es “un tiro al pie” tal y como está planteada, haciendo énfasis en la necesidad de enmarcar el debate en la negociación colectiva con cada sector de forma particular.

“En este país ya ha habido acuerdos de reducción de la jornada laboral a cambio de un aumento de productividad, de otro modo es pegarse un tiro en el pie porque los trabajadores consiguen la reducción de la jornada laboral, la empresa pierde rentabilidad y termina haciendo ajustes y al final el ajuste lo terminan pagando los puestos de trabajo”, afirmó, entonces, en el almuerzo tradicional de ADM, al que asistió Ámbito.com.

Ahora, retomó estos argumentos frente a la Comisión de Asuntos Laborales, y señaló que, según sus estimaciones, en cuatro años, la reducción implicará un incremento de 20% en el salario real de los trabajadores. Al mismo tiempo, un aumento de 4% anual en el costo laboral de las empresas en relación a las horas trabajadas. Mieres se preguntó allí si “eso es sostenible en el Uruguay de hoy”.

Otro riesgo que planteó el ministro es que la ley se convierta en un proyecto de “saludo a la bandera y quedar bien”, como el que estableció cuotas laborales por discapacidad, cuyo cumplimiento “es casi nulo”.

Mieres insistió, además, en que Uruguay no ratificó el Convenio 147 de la OIT que habla de la jornada de 40 horas, que apenas fue aprobado por 15 países y que, además, indica que una medida de este tipo se haga en línea con otros convenios. Entre ellos, que tenga en cuenta la realidad de cada país.

Dejá tu comentario

Te puede interesar