31 de octubre 2023 - 10:12

La poca variación del petróleo en el plano internacional da margen al mercado uruguayo

El precio del petróleo se mantuvo relativamente estable a pesar de la guerra entre Israel y Hamas, y la no regionalización del conflicto permitió al Ejecutivo mantener los combustibles congelados.

Uruguay es un país importador neto de petróleo.

Uruguay es un país importador neto de petróleo.

Foto: Reuters

Los precios del petróleo en el mundo cayeron un vez más con el inicio de la semana a pesar de que la guerra entre Israel y Hamas continúa en el territorio de la Franja de Gaza; y si bien tuvieron picos tras el inicio del conflicto bélico, el promedio mensual se mantuvo estable, permitiendo que en Uruguay los valores máximos en surtidores pudieran ser congelados durante noviembre.

Tras los picos alcanzados luego del inicio de la guerra en Oriente Medio, los precios del petróleo parecen haber entrado en una racha a la baja, a medida de que el temor por la regionalización del conflicto —que llevó a la preocupación por una intervención de, por ejemplo, Arabia Saudita, uno de los principales productores de crudo del mundo— cede.

Esta tendencia se puede observar desde la semana pasada, mientras que el cierre de los mercados ayer la confirmó: el barril de petróleo Brent del Norte para entrega en diciembre cedió un 3,34%, cotizando a 87,45 dólares en Londres: mientras que el West Texas Intermediate (WTI), también para fin de año, perdió un 3,77%, y cerró a 82,31 dólares en Nueva York.

“Mientras Estados Unidos, Irán y Arabia Saudita no sean llevados al conflicto, los corredores están listos para reducir la prima de riesgo de guerra”, explicó Rober Yawger, de Mizuho USA, respecto del valor extra que se paga sobre el precio del petróleo en coyunturas como la actual.

Un respiro para el gobierno

La contención de la guerra en Oriente Medio y la baja en los precios del petróleo permitió que, durante noviembre, los combustibles en Uruguay no sufran modificaciones. Tanto nafta, como gasoil y supergás mantendrán los mismos valores que en octubre, según decidió el Poder Ejecutivo.

Más allá de los conflictos internacionales, el precio del barril de crudo no tuvo grandes noticias durante este mes. Aunque alcanzó un pico de 96 dólares el día 20, el valor promedio mensual se mantuvo en los 92 dólares, dos dólares menos que el mes de setiembre

Así, en el mercado nacional —que utiliza los precios internacional como referencia— la nafta Súper 95 continuará costando en surtidores 77,54 pesos por litro, el gasoil 50S quedará en 59,39 pesos por litro, y el supergás en 76,75 pesos por kilo.

Esto es una buena noticia no solo para los consumidores, que no verán impactados sus bolsillos por un nuevo aumento en los combustibles, tras tres meses seguidos de aumento —sobre un producto que es históricamente caro y que presenta los precios más elevados de al región—; sino también para el gobierno mismo: evitar la suba de combustibles gracias a la poca variación general internacional contribuye a mantener controlada la inflación en el plano local, a falta de la espalda financiera de la Administración Nacional de Combustible, Alcohol y Portland (Ancap) por el cierre de la refinería de La Teja.

Dejá tu comentario

Te puede interesar