7 de diciembre 2023 - 15:27

Los empresarios recortan sus expectativas de inflación, pero siguen por encima del rango meta

El relevamiento del INE registró un IPC esperado del 6,5% para 2023, mientras la mediana para el año móvil cerrado a octubre de 2024 se mantuvo en 7%.

Mercados Inflación
Foto: Freepik

Las expectativas de inflación de los empresarios se volvieron a reducir en noviembre y señalaron una variación proyectada del 6,5% para el 2023, apenas por encima del rango meta establecido por el Banco Central del Uruguay (BCU), de acuerdo al último boletín técnico del Instituto Nacional de Estadística (INE).

A pesar de que el Índice de Precios del Consumo (IPC) subió por segundo mes consecutivo —aunque manteniéndose cómodamente dentro del rango meta, entre 4% y 6%—, los empresarios comienzan a acercar sus previsiones hacia lo que espera y ha pedido en varias ocasiones el gobierno.

Según los últimos datos publicados por el INE, el sector empresarial espera una inflación mediana del 6,5% para el 2023, mientras que la mantuvo en 7% para el año móvil cerrado en octubre del 2024. Esta última cifra se viene repitiendo durante las últimas actualizaciones de la Encuesta de Expectativas Empresariales (EEE).

Asimismo, hubo una reducción de 20 puntos básicos con respecto al año móvil cerrado en octubre del 2025, período para el cual anticiparon un IPC de 7%.

En cuanto a la evolución esperada de los costos operativos de las empresas, la mediana se mantuvo en el 8% tanto para 2023, como para el año móvil cerrado a 2024 e igual período de 2025, sin variaciones con respecto a las expectativas del mes pasado.

La inflación volvió a subir

La inflación volvió a acelerarse en noviembre y alcanzó el 4,96% anual, según el IPC que elabora mensualmente el INE, de manera que parece consolidarse en un nuevo nivel, dentro del rango meta que estableció el BCU. De todos modos, y a pesar de que hubo un recorte en las mimas, las expectativas empresariales continúan por encima de lo que parece ser el nuevo status quo de los precios.

El IPC registró un incremento de 0,34% con respecto al dato del mes pasado y lleva una variación acumulada de 5,22% en lo que va del año, aunque con la expectativa de que en diciembre se produzca una baja en el indicador para cerrar el año por debajo del 6%, es decir dentro del objetivo del gobierno.

El rubro que más se encareció fue el de mobiliario, enseres domésticos y demás artículos regulares de los hogares, con una suba del 1,20%, impulsada por el alza del 2,70% del servicio doméstico. También hubo un fuerte incremento en el transporte, del 0,92%, impulsado por una suba de 8,60% para transporte de pasajeros con chofer y de 13,54% en pasaje de avión, mientras hubo un 0,99% en recreación, deporte y cultura, con una suba de 5,89% en los precios de paquetes turísticos.

En cuanto a alimentos y bebidas no alcohólicas, la suba fue de 0.07%, con incrementos de 2,90% en frutos secos y bajas en carne y otros productos derivados (0,17%) y en Hortalizas, tubérculos y legumbre (0,07%).

Dejá tu comentario

Te puede interesar