10 de octubre 2023 - 09:53

Mattos afirmó que Minerva va a convocar al diálogo a productores

El titular del MGAP tuvo un acercamiento con las autoridades de la empresa brasileña, quienes le aseguraron el interés por inversiones no especulativas.

Minerva buscará dialogar con los productores uruguayos, según el ministro Mattos.

Minerva buscará dialogar con los productores uruguayos, según el ministro Mattos.

El ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Fernando Mattos, sostuvo que Minerva no busca cerrar plantas ni bajar el nivel de actividad con la compra de las tres plantas que Marfrig tiene en Uruguay y que significaría la concentración del 45% de la industria frigorífica local en manos de la empresa brasileña. En la misma línea, afirmó que la compañía convocará al diálogo a los productores ganaderos en una señal de paz.

Si bien todavía la Comisión de Promoción y Defensa de la Competencia del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) no ha comenzado a analizar la importante operación que pretende llevar a cabo Minerva en el país —y, por supuesto, sus implicancias en la industria frigorífica local—; la polémica en torno a la compra de las tres plantas de Marfrig tensiona a los productores y generó preocupación incluso al interior del gobierno, aunque desde el MGAP mantienen una postura mucho más abierta a lo que consideran una importante inversión en el país.

En ese sentido, el ministro Mattos tuvo un primer acercamiento con el presidente de Minerva, Fernando Queiroz, y uno de los ejecutivos del grupo Saudí que está detrás de la empresa, en el marco de la feria Anuga, en Alemania.

Allí, los empresarios aseguraron que la compra de las plantas de Marfrig no se hace “ni para cerrar plantas, ni para bajar el nivel de actividad”, tal y como aseguró el titular del MGAP en diálogo con Radio Carve. En la misma línea, las intenciones del grupo saudí serían apostar a inversiones que no sean especulativas dentro de “varias cadenas productivas de interés” como los lácteos, el aprovisionamiento de forraje, la alfalfa o la avena.

“Qué positivo es para el país, más allá que la discusión que tenemos si sirve o no el negocio, que compañías globales de este porte estén pensando en Uruguay y que haya gente queriendo invertir”, aseguró Mattos.

Convocatoria al diálogo

Asimismo, Mattos aclaró que el interés de Minerva no es únicamente hablar con el gobierno, sino convocar a productores a una instancia de diálogo más amplia. También buscaría hablar con la industria y la prensa, con el objetivo de “dar señales de que no hay una intención de generar distorsiones”; uno de los principales puntos de preocupación para el sector ganadero del país debido a la alta concentración de mercado que quedaría en manos de la empresa brasileña.

Al respecto, el ministro reconoció que la preocupación que despierta la operación es “lógica”, justamente por la “evidente concentración” que generaría el traspaso —una situación que ya preocupaba en términos de control de mercado por parte de empresas de Brasil y que se profundiza a partir de ciertos tonos de monopolización. Pero, una vez más, sostuvo que debe ser la Comisión de Promoción y Defensa de la Competencia la que demuestre que la fusión Minerva-Marfrig “no vaya a afectar la formación del precio”.

Esto será clave ya que para Minerva “no es posible” jurídicamente comprar una o dos plantas: “Son las tres o no es nada”, aseguró Mattos.

Dejá tu comentario

Te puede interesar