16 de febrero 2024 - 09:21

Minerva-Marfrig: "Los contras son mucho mayores a los pros", planteó el INAC

El presidente del instituto, Conrado Ferber, insistió en la postura negativa ante la operación que dejaría el 45% de la faena uruguaya en manos de Minerva.

El INAC se opuso una vez más a la fusión de Minerva y Marfrig en Uruguay,

El INAC se opuso una vez más a la fusión de Minerva y Marfrig en Uruguay,

Foto: Comunicación Presidencial

El Instituto Nacional de Carnes (INAC) se reunió con la Comisión de Promoción y Defensa de la Competencia (Coprodec) con el objetivo de dar su opinión respecto de la operación de compra de tres de las cuatro plantas que Marfrig tiene en Uruguay por parte de Minerva. El mensaje general fue que priman las “contras” sobre los “pros” de permitir el negocio que dejará el 45% de la industria frigorífica en manos de la empresa brasileña; y que “no vale todo en Uruguay”.

Para que la Coprodec tome una decisión final, falta. A pesar de que el plazo legal de 60 días ya venció, la nueva etapa de análisis y reuniones que se abrió ante el importante rechazo por parte de los organismos y gremiales relacionadas al sector productivo y, particularmente, frigorífico del país puede tener su cierre en, al menos, 90 días más. Ya sea para condicionar el negocio o para autorizarlo totalmente.

En este nuevo capítulo, el INAC se reunió con el organismo dependiente del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), y aprovechó para aportar información que respalda la postura del instituto, ya públicamente negativa a la fusión entre ambas multinacionales brasileñas. El argumento principal es que la operación afectaría las inversiones y distorsionaría el mercado de carne en Uruguay, una visión compartida por las gremiales agrarias e, incluso, un sector del Partido Nacional ligado al agro —y liderado por el precandidato blanco Álvaro Delgado.

Un límite a la inversión

El presidente del INAC, Conrado Ferber, volvió a referirse a la postura del instituto en este marco, tal y como hizo ya en contadas ocasiones previas. En ese sentido, en diálogo con Radio Carve, insistió en que ninguna de las tres plantas de Marfrig debería ser adquirida por Minerva Foods.

“No queremos hacer público cuáles son nuestros temores, nuestras objeciones, pero tenemos claramente un respaldo técnico que para nosotros es suficiente. Obviamente también hay razones técnicas para permitir la fusión. Hay una cantidad de pros y contras”, expresó, pero aseguró que los argumentos negativos son “mucho mayores a los pros”.

Asimismo, volvió a sostener que la operación “no aporta aporta a un mercado que en nuestro país es bastante claro y equilibrado, no es perfecto, pero entendemos que esto sería absolutamente distorsionante”. Para Ferber y el INAC, la aprobación de la fusión “es un riesgo en el principal negocio del país”.

Respecto de la inversión —un aspecto que fue traído al debate por funcionarios del gobierno como el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Fernando Mattos—, el presidente del Instituto Nacional de Carnes señaló que “todo tiene un límite”. Si bien Uruguay es un país abierto a la inversión, “no vale todo”.

“En este caso estaríamos dando un paso que va más allá de los intereses nacionales y por eso nos oponemos. Reitero, para nosotros se trata de dos empresas de primer nivel, no precisamos calificarlas, pero estaría generándose una desproporción en la participación de una de ellas que va a afectar a otros inversores, porque todas las pequeñas industrias también son inversores; que sean inversores nacionales no significa que no haya que cuidarlos de la misma manera que cuidamos a los internacionales”, afirmó.

De todos modos, Ferber aclaró que, tras el encuentro de INAC en la Coprodec, observó “un equipo de gente que realmente está interesada en hacer un buen trabajo y que es consciente de la responsabilidad histórica que tienen”.

Dejá tu comentario

Te puede interesar