13 de enero 2023 - 13:51

Uruguay paga cada vez más por aranceles comerciales

Pagó u$s 485 millones en 2021, una cifra que representa el 4,3% de las exportaciones totales de bienes.

El buque saldrá del Puerto de Montevideo cargado con 50.000 toneladas de celulosa.

El buque saldrá del Puerto de Montevideo cargado con 50.000 toneladas de celulosa.

Freepik

En 2021, Uruguay pagó u$s 485 millones por concepto de aranceles asociados a sus exportaciones de bienes, según un informe de Uruguay XXI. La cifra es u$s153 millones mayor a la del año anterior y representa el 4,3% de las ventas totales de bienes, porcentaje que viene en aumento en los últimos años. Con la excepción de los socios del Mercosur, los mercados en los que se pagan mayores aranceles coinciden con los principales destinos de exportación.

Solamente el 31% de las exportaciones uruguayas de bienes se realizan bajo alguno de los acuerdos comerciales que tiene el país. Si a lo anterior se le suma el ingreso de productos a través de cuotas (importantes en el sector cárnico) este porcentaje llega al 37%. Asimismo, 22% de las exportaciones de Uruguay ingresan con arancel cero por la política comercial aplicada por los países de destino. De esta forma, casi 60% de los bienes exportados por Uruguay ingresa con arancel cero en destino.

Esta cifra, sin embargo, puede ser engañosa. No es de extrañar que la corriente comercial -como una corriente de agua- busque los espacios más fáciles para avanzar. Pero esto no quita que haya muchos obstáculos comerciales; Uruguay tiene un comercio exterior limitado por las trabas arancelarias.

El 61% de los aranceles totales pagados por Uruguay, corresponde a carne bovina (unos u$s 293 millones). Esto se debe en buena medida a la gran corriente de exportación de carnes a China, que fue el destino predominante (más del 50% de la carne vendida) en lo que se constituyó, además, en el principal producto de exportación.

Contrariamente a otros países competidores como Australia o Nueva Zelanda, Uruguay no tiene acuerdo comercial con China y la carne debe pagar un arancel ad valorem del 12%. Si a eso sumamos lo que pagan los subproductos cárnicos (menudencias, etc.), se agregan u$s 35 millones más. En América Latina, China tiene acuerdos comerciales con Ecuador, Chile, Perú y Costa Rica, y ha iniciado negociaciones con Uruguay.

A la carne le sigue -con mucha distancia- el sector lácteo, que pagó aranceles por casi u$s 40 millones en 2021, por sus colocaciones en Argelia, Rusia y la propia China. Luego aparecen algunos granos como soja y arroz. La celulosa -segundo producto de exportación de Uruguay-, no paga aranceles en ninguno de sus mercados de destino. Tampoco lo hace la malta de cebada al ingresar a Brasil. En efecto, si bien el gobierno de Uruguay se ha mostrado crítico con el Mercosur, su pertenencia al bloque le permite ingresar a su gran vecino sin aranceles, tanto en el caso de la malta como en lácteos y otros productos.

Como se plantea líneas arriba, los aranceles efectivamente pagados son una consecuencia de las políticas comerciales de los países de destino, que suelen establecer protecciones arancelarias o cuotas en sectores que consideran sensibles. Para analizar el grado de restricciones al comercio que enfrenta un país, hay que analizar los aranceles nominales y allí resultan ser muy elevados (por ejemplo en productos industriales). Recaudan poco, porque se comercializa poco en esos renglones (precisamente, por los altos aranceles).

Los altos niveles arancelarios que enfrenta Uruguay han motivado al gobierno a buscar acuerdos comerciales extra Mercosur, lo que ha causado polémicas y discusiones en el bloque. El Mercosur se ha mostrado poco activo en su política comercial y eso perjudica especialmente a los países menores, con mercados internos de menor porte que necesariamente deben aumentar el comercio para acceder a bienes de manera económica y a bajo costo, así como para acceder a más mercados.

Así como Uruguay paga aranceles para ingresar sus productos a los mercados de destino, también cobra aranceles a las importaciones. En este sentido, la recaudación de la Tasa General Arancelaria (TGA) sumó u$s 365 millones en 2021, según el informe de Uruguay XXI.

Dejá tu comentario

Te puede interesar