29 de noviembre 2023 - 08:18

¿Qué piensa Luis Caputo, el elegido por Milei para Economía, y cómo impactaría en Uruguay?

La confirmación de que el hombre de las filas de Mauricio Macri asuma el lineamiento económico argentino apunta más hacia una unificación del tipo de cambio que a la dolarización y el ajuste shock.

Luis Caputo será el ministro de Economía de Javier Milei, ¿una buena señal para Uruguay?

Luis Caputo será el ministro de Economía de Javier Milei, ¿una buena señal para Uruguay?

NA

La dolarización parece ser un escenario cada vez más lejano para la economía argentina a medida que se empieza a esclarecer el gabinete de gobierno que Javier Milei pondrá en marcha tras su asunción el próximo 10 de diciembre. Con la confirmación de que Luis Caputo, hombre de las filas de Mauricio Macri, sea el próximo ministro de Economía, el ordenamiento fiscal de forma gradual parece tomar fuerza en el país vecino. ¿Cómo puede afectar en Uruguay este rumbo económico?

Argentina no enfrentará meses sencillos en términos socioeconómicos frente a los anuncios adelantados de Javier Milei sobre búsqueda del déficit cero, no emisión de dinero y recorte prácticamente total de la obra pública en un contexto de niveles de inflación todavía más altos que los actuales. Esto tendrá sus efectos también en Uruguay, donde se espera que la suba del dólar en el país vecino tenga un doble impacto: profundización de la brecha de precios y la diferencia cambiaria, por un lado; y menor flujo turístico argentino ante el deterioro económico.

Ante este panorama ya contemplado para el corto plazo (2024) por analistas y autoridades, la dolarización esgrimida como pilar y objetivo de la política económica de Milei todavía generaba dudas. Según explicó a Ámbito Nicolás Cichevski, economista de CPA Ferrere, “en el mediano o largo plazo, la dolarización exacerba los shocks externos, lo que puede agregarle volatilidad al nivel de actividad económica (PIB) de Argentina, que por transitiva puede tener efectos negativos en Uruguay”.

Sin embargo, una noticia todavía por confirmar del otro lado del Río de la Plata, permite pensar que, por el momento, la idea de dolarizar quedaría relegada a otra etapa del gobierno de La Libertad Avanza en alianza con el PRO: la confirmación de Luis “Toto” Caputo al frente del Ministerio de Economía.

Caputo, el hombre de Macri y el símbolo de la ¿moderación?

Denominado “el Messi de las finanzas” por Macri, Caputo es licenciado en Economía en la Universidad de Buenos Aires (UBA) y tiene una larga carrera tanto en el sector privado —en empresas como JP Morgan, Deutsche Bank y Axis, una sociedad de Fondos Comunes de Inversión—; como en el sector público, donde se desempeñó como secretario de Finanzas (2017-2017), ministro de Finanzas (2017-2018) y presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA) durante cuatro meses, hasta setiembre del 2018. Todos los cargos durante el gobierno del líder del PRO.

En Argentina es recordado por ser uno de los creadores del préstamo con el FMI y las condiciones que llevaron al default en pesos de 2019. También fue el impulsor del bono a 100 años que se colocó durante la gestión del expresidente, principal negociador con los “fondos buitre” y con el antecedente de haber reducido al 30% las Lebac —hoy Leliq— cuando estuvo al frente del BCRA.

Para Milei, tal y como expresó en una entrevista con el medio argentino TN, Caputo es “una persona que está en condiciones de estar en el cargo, con la experiencia necesaria para desarmar la situación que tenemos” y, en caso de aceptar la oferta oficial, será quien defina los grandes lineamientos económicos. Un dato no menor es que el tío de Santiago Caputo —el “arquitecto” del triunfo electoral de los libertarios”— es de perfil gradualista; es decir, el ajuste de “shock” prometido por el próximo gobierno podría no ser tal.

En consecuencia, en Uruguay podría respirarse con mayor tranquilidad: si las condiciones argentinas se mantienen estables —aunque en camino hacia el ajuste fiscal y el eventual ordenamiento económico—, la diferencia cambiaria podría comenzar a reducirse sin que esto signifique un impacto fuerte en el turismo. Antes que la dolarización en el país vecino, a los uruguayos —y al gobierno local— les conviene la unificación del tipo de cambio. Un objetivo más probable en el corto plazo y más seguro en un horizonte temporal más extenso.

Otro dato que permite dar cuenta de la moderación del presidente electo en Argentina con la incorporación del exsecretario de Finanzas a su gabinete: hace no mucho tiempo, Caputo era blanco de sus críticas, llamándolo “irresponsable” y señalándolo como culpable de “uno de los grandes desastres que se hicieron en el Banco Central”, ocurrido el 28 de diciembre del 2017, que devino en lo que Milei considera la debacle económica del país.

Sin embargo, ahora lo considera en una de las posiciones más importantes de su gobierno, claramente influenciado por el “apoyo incondicional” de Macri. Si bien el expresidente argentino ya había advertido por su cuenta que un error de su gobierno fue, justamente, el gradualismo —dando a entender que un segundo mandato sería mucho más directo con el ajuste económico—; el rumbo de la política económica bajo el ala de Caputo estaría signada por una perspectiva alejada del “shock” que ya han fogoneado desde los diferentes sectores de La Libertad Avanza.

El famoso “tábula rasa” que permitió la alianza de los libertarios con el ala dura del PRO también podría acercar una mirada menos radical sobre la economía. De hecho, el mismo antecedente de reducción de las Lebac que fue duramente criticado por Milei en oportunidades anteriores, hoy es determinante para el futuro presidente al momento de ofrecerle Economía a Caputo —en tanto prueba de su expertise.

El Mercosur, todavía una incógnita

Respecto de qué postura tomará el gobierno de Milei y Caputo, en caso de aceptar liderar el Ministerio de Economía, en cuanto al Mercosur, todavía no hay información precisa. Lo cierto es que el exsecretario de Finanzas fue funcionario durante buena parte del gobierno de Macri, el cual nunca rompió con el bloque regional aunque sí fue partidario de una apertura más flexible.

Como señal positiva en este sentido pueden tomarse también las declaraciones del presidente paraguayo Santiago Peña, quien elogió a Milei y aseguró que su “gran anhelo es relanzar el Mercosur” bajo la presidencia pro témpore de Paraguay que comienza el 7 de diciembre. Si bien esta cumbre todavía contará con la presencia de Alberto Fernández al frente del gobierno argentino, Uruguay comienza a ver más aliados dentro del bloque en pos de mejores condiciones de negociación para los países de forma bilateral.

Dejá tu comentario

Te puede interesar