7 de abril 2024 - 14:22

Reducción de la jornada laboral: ¿Cómo les fue a los países que la implementaron?

La posibilidad de un cambio en la carga horaria semanal volvió a instalarse de cara a las elecciones, pero ya está vigente en diferentes latitudes.

La reducción de la jornada laboral se debate en Uruguay, pero ya comenzó a ser aplicada en varios países.

La reducción de la jornada laboral se debate en Uruguay, pero ya comenzó a ser aplicada en varios países.

Foto: Freepik

La reducción de la jornada laboralvuelve a debatirse en Uruguay y el tema puede cobrar centralidad en medio de la campaña de cara a las elecciones 2024, con los precandidatos presidenciales de los diferentes partidos políticos sentando postura en el debate.

Desde el gobierno no le cerraron la puerta a la eventual modificación de la actual modalidad de trabajo, aunque consideran que la clave para avanzar en una medida de ese tipo es que los cambios estén atados a la productividad y los salarios.

En el país existe un proyecto de ley presentado por el senador Daniel Caggiani (Frente Amplio), que propone reducir paulatinamente la jornada actual de 48 horas hacia una de 40 horas en cuatro años. Ante esta posibilidad, vale preguntarse: ¿cómo les fue a los países que avanzaron en su implementación?

Francia, el país pionero

Francia es uno de los pioneros en bajar la carga horaria. Ya en 1936 adoptó un sistema de 40 horas semanales, mientras que en 2022, tras años de debate, comenzó a regir una semana laboral de 35 horas, con efectos dispares.

Más allá de la norma vigente, los diferentes gobiernos de ese país adoptaron sucesivas medidas para otorgar flexibilidad a las empresas, de manera que los trabajadores pudieran realizar horas extras, una cuestión que hoy es moneda corriente en el país europeo.

Por fuera del caso francés, la mayoría de los países europeos tienen por ley un convenio de 40 horas semanales, aunque con convenios por debajo de esa cifra. En muchos de ellos, como Reino Unido, Portugal y Bélgica, avanzan incluso experiencias con una semana laboral de cuatro días.

El “experimento” exitoso de Islandia

En el caso de Islandia, se realizó una prueba piloto entre 2015 y 2019, reduciendo la carga semanal de 40 a 35 horas a 2.500 empleados del gobierno nacional y el Ayuntamiento de Reykjavik, la capital.

Finalizado el “experimento”, las autoridades consideraron que tuvo éxito y mejoró la productividad, sin reducción salarial, de manera que esa norma se aplicó a la mayoría de la población.

¿Qué ocurre en la región?

En la región, Ecuador fue uno de los primeros en fijar 40 horas semanales de trabajo. Colombia, en tanto, se encuentra en proceso de reducción de su jornada laboral, con una disminución gradual. A partir del 15 de julio de 2023, pasó de 48 horas a 47, mientras que ese mismo día de este año quedará en 46 horas, en un proceso que culminará en 2026. Algo similar ocurre en Chile, donde el 26 de este mes la carga horaria semanal pasará de 45 a 44 horas, con el objetivo de que quede en 40 horas en 2028.

En tanto, en Brasil se aprobó un proyecto de ley que permite la jornada laboral de cuatro días, mientras en Argentina existen varias iniciativas del sindicalismo y dirigentes de la oposición al respecto, aunque la reforma laboral que impulsa el gobierno de Javier Milei no contemplaría medidas en ese sentido.

Finalmente, al comparar con América del Norte, tanto Estados Unidos como Canadá cuentan con una carga horaria semanal de 40 horas, mientras en México está intentando reducirse a ese rango, desde las 48 horas actuales.

Dejá tu comentario

Te puede interesar