31 de julio 2023 - 07:46

La semana laboral de 4 días aumenta la productividad: ¿se puede aplicar en Uruguay?

En un momento de cambios en el mundo del empleo, son varios los proyectos en el país que proponen la reducción de la jornada.

La reducción de la jornada laboral, una realidad que avanza en el mundo y que impulsan desde algunos sectores en el país.

La reducción de la jornada laboral, una realidad que avanza en el mundo y que impulsan desde algunos sectores en el país.

Foto: Freepik

La reducción de la jornada laboral es uno de los debates que comenzó a nivel mundial y un nuevo estudio realizado en diferentes países demostró que la semana de cuatro días de trabajo incrementa la productividad, lo que vuelve a poner en el centro de la escena la pregunta de si se puede o no avanzar en este sentido en Uruguay.

En los últimos días, el senador del Partido Nacional, Juan Sartori, lanzó un proyecto que apunta a flexibilizar la jornada laboral, que se suma a otra iniciativa presentada por su par del Frente Amplio, Daniel Caggiani, quien busca que la carga horaria se reduzca paulatinamente de 48 a 40 horas, mientras que también hubo propuestas al respecto desde el PIT-CNT.

El tema volvió a entrar en escena luego de que la comunidad sin fines de lucro 4 Day Week Global diera a conocer un estudio realizado en 33 empresas de seis países, que consistió en reducir la carga horaria de los empleados a cuatro días por semana o 32 horas por semana durante seis meses.

Según informó Business Insider, los trabajadores lograron mantener la productividad a pesar de reducir su carga horaria en un 20%. Además, las compañías informaron mayores ingresos, mientras que mejoró la salud y el bienestar de los empleados, con un impacto positivo en el medio ambiente. Sin embargo, una semana de cuatro días también implica una extensión de la carga horaria, por lo que podría incrementar el estrés de los trabajadores.

¿Cómo está la discusión sobre la jornada laboral en Uruguay?

En el país, el sector laboral se encuentra inmerso en una serie de cambios con propuestas de un lado y del otro. Incluso, desde el gobierno aseguran que se puede avanzar, pero con condiciones. Uno de las últimas iniciativas fue la del senador nacionalista Juan Sartori, quien apunta a habilitar, para los casos de necesidades extra laborales, diferir el cumplimiento de las horas diarias de trabajo en el resto de los días de la semana.

El proyecto postula que la jornada de 8 horas se podría exceder sin que se paguen como horas extras, sino a modo compensatorio. Para Sartori, la herramienta puede ser de utilidad para empleado y empleador, ya que “contribuye a hacer más eficiente el trabajo en menos tiempo”.

Si bien debe ajustarse a las particularidades de cada actividad y sus convenios colectivos, sostuvo que su propuesta permitirá al trabajador atender aspectos personales en horas laborales, que luego compensará.

El proyecto del Frente Amplio para una reducción paulatina

Por su parte, senadores del Frente Amplio (FA), encabezados por Daniel Caggiani, presentaron en el Parlamento una iniciativa que prevé que la jornada pase de 48 a 40 horas semanales, manteniendo el salario, algo similar a lo que ocurre en Brasil y Chile.

Según el texto, la reforma se daría en forma gradual. Así, pasaría de 48 a 46 horas en el primer año posterior a la aplicación de la ley; de 46 a 44 horas a los dos años; de 44 a 42 horas a partir de los tres años de sancionada la norma; y de 42 al objetivo final de 40 horas en el cuarto año.

Dejá tu comentario

Te puede interesar