5 de abril 2013 - 00:00

Queja argentina por un Mujica que se desbocó

Héctor  Timerman
Héctor Timerman
Héctor Timerman citó ayer al embajador del Uruguay para entregarle una nota de protesta del Gobierno argentino por "las expresiones vertidas por el Señor Presidente José Mujica referidas al ex Presidente de la República Argentina, Dr. Néstor Kirchner." La nota agrega que es "inaceptable que comentarios denigrantes que ofenden la memoria y la investidura de una persona fallecida, que no puede replicar ni defenderse, hayan sido realizadas, particularmente, por alguien a quien el Dr. Kirchner consideraba su amigo".

La queja fue ante la frase que se le escuchó al presidente del Uruguay diciendo "esta vieja es peor que el tuerto". El mandatario negó esos dichos y dijo que: "Yo no les voy a dar pelota ni voy a recorrer el mundo aclarando nada. Que inventen los bolazos que quieran".

La frecuencia con la cual presidentes del Uruguay se refieren a la Argentina y a los argentinos es ya un hábito que cabe anotar en las pulsiones irrefrenables cuando se trata de hablar de un vecino fronterizo (ocurre también entre provincianos).

Conocido

El método es también conocido: declaraciones dichas fuera de micrófono que después desencadenan una catarata de desmentidos. Lo hizo Jorge Batlle y, desde que asumió, el pintoresco Mujica, un político dicharachero y suelto de lengua.

Varios medios uruguayos publicaron ayer en sus ediciones de internet un corte de voz con esos dichos con muchas interferencias de una rueda de prensa de Mujica transmitida por la página web de la Presidencia uruguaya.

"Yo estaba hablando de Lula y de Brasil. Públicamente nunca hablé de Argentina", aseguró Mujica minutos después a La República. En la nota dirigida al Gobierno del Uruguay, se expresa que "la Dra. Fernández de Kirchner no va a realizar comentario alguno sobre dichos agravios".

Dejá tu comentario