Show business

Espectáculos

NUEVA TESIS SOBRE KENNEDY

Según un documental alemán, John F. Kennedy fue asesinado por orden de los servicios secretos cubanos. Wilfried Huismann, autor del documental «Cita con la muerte», que será presentado el viernes en la cadena de TV pública ARD, afirma que el asesinato «fue la la venganza de Castro por la tentativa de la CIA de asesinarlo con una lapicera envenenada». El involucramiento del gobierno comunista de La Habana, un año después de la crisis de los cohetes en Cuba, fue una de las numerosas hipótesis formuladas sobre el crimen, pero fue considerada como poco probable y tabú en EE.UU. Huismann la vuelve a plantear: un testigo clave, Oscar Marino, ex miembro de los servicios secretos cubanos e inicialmente compañero de Castro, que luego se distanció de él y le reprochó su excesivo alineamiento con Moscú, afirma que Lee Oswald actuó para los servicios secretos cubanos. Según el documental, la administración del demócrata que sucedióa Kennedy, Lyndon B. Johnson, estaba al tanto de esas conexiones, pero prefirió ocultar la verdad para evitar un nuevo conflicto con Cuba y proteger la reputación del Partido Demócrata, que había sido acusado de ser incapaz de acabar con le régimen castrista. La película se apoya en testimonios de ex agentes secretos estadounidenses y mexicanos y en documentos de archivos de la KGB.

OTRO THATCHER EN TV

Mark Thatcher, hijo de la ex primera ministra británica Margaret Thatcher y supuestamente vinculado a un intento golpista en Guinea Ecuatorial, será objeto de una sátira televisiva producida por la BBC. Titulada «Coup» (Golpe), la sátira no dejará tan bien parado a sir Mark como sí sucedió con su hermana gemela Carol, que hace poco resultó ganadora en un reality show de famosos. John Fortune escribió el guión de «Coup», que estará interpretada por Robert Bathurst y Jared Harris, hijo del fallecido Richard Harris, que encarnará a Simon Mann, ex oficial del Ejército actualmente encarcelado en Zimbabue por su papel en esa intentona. Mark Thatcher negó ante un tribunal sudafricano haber participado en el intento de golpe de Estado contra el presidente de Guinea Ecuatorial, pero fue condenado el pasado enero a cuatro años de prisión condicional.

ASIMOV, EL MEJOR

El escritor de origen ruso Isaac Asimov (1920-1992) fue elegido por científicos de todo el mundo como el mejor autor de ciencia ficción de todos los tiempos, según una encuesta publicada por el diario británico «The Guardian». En el sondeo, realizado entre 60 científicos de todo el mundo, siguieron al autor de «Yo, robot», John Wyndham, Fred Hoyle, Philip K. Dick, H.G.Wells, Ursula le Guin, Arthur C. Clarke, Ray Bradbury, Frank Herbert y Stanislaw Lem. Maestro de la literatura de ciencia ficción, el prolífico escritor estadounidense nacido el 2 de enero de 1920 es autor de más de 500 obras entre las que destacan «Realidad y fantasía», «El fin de la eternidad» y «El hombre del bicentenario».

GRAN SUBASTA DE MUNCH

Una importante colección de obras del admirado pintor expresionista noruego Edvard Munch (1863-1944) saldrá a subasta los días 7 y 8 de febrero en la sala Sotheby's de Londres. Se trata de la colección que juntó en su día Thomas Olsen, empresario y filántropo que fue vecino y amigo del artista. Ese importante grupo de obras cubre distintas fases creativas del artista, desde su juventud en Kristiania (hoy Oslo), sus años alemanes hasta el final de sus días en Hvisten. En la subasta londinense se ofrecen al mejor postor dos de sus impresionantes autorretratos: «Autorretrato ante fondo en dos colores» (1904), considerado como emblemático de la inmisericorde introspección que muestra siempre el artista en ese género. Sotheby's calcula que la obra podría alcanzar un precio de entre 3,5 y 5,2 millones de dólares. Del mismo año es «Día de Verano», la obra más importante del artista noruego que se subasta desde que Sotheby's vendió en Nueva York sus «Muchachas en un puente» por el precio récord de 7,7 millones de dólares. Munch fue uno de los 112 representantes del arte que los nazis calificaron de «degenerado». El régimen de Adolf Hitler ordenó confiscar más de 16.000 obras que se encontraban en las colecciones alemanas, de las que 82 eran de Munch. El pintor recurrió entonces a su vecino y mecenas Thomas Olsen, quien organizó la repatriación de muchas de esas pinturas. Cuando los alemanes invadieron Noruega en abril de 1940, Olsen transportó los cuadros a una granja que su familia tenía en Sandby, cerca del pueblo de Vaagaa.

Dejá tu comentario