China impone a menores límite de tres horas semanales para usar videojuegos y sacude a empresas

Mundo

Los definió como un "opio espiritual". Estarán habilitados los viernes, sábados y domingos, una hora por día. Las acciones de gigantes tecnológicos registraron fuertes caídas. Están en cuestión libertades individuales y un negocio de 45.600 millones de dólares.

Shanghái - China prohibió que los menores de 18 años jueguen videojuegos durante más de tres horas por semana, una estricta intervención gubernamental sobre la vida privada que, según el régimen comunista, es necesaria para frenar la creciente adicción a lo que en su día describió como “opio espiritual”.

Las nuevas normas, publicadas ayer, forman parte de un importante cambio de Pekín para reforzar el control sobre su sociedad y sectores clave de su economía, como la tecnología, la educación y la propiedad, tras años de crecimiento acelerado.

Las restricciones, que se aplicarán a cualquier dispositivo, incluidos los teléfonos, suponen un duro golpe para una industria global que abastece a decenas de millones de jóvenes jugadores en el mercado más lucrativo del mundo.

El mercado chino de los juegos generará ingresos estimados de 45.600 millones de dólares en 2021, por delante de Estados Unidos, según la empresa de análisis Newzoo.

Las medidas de represión repercutieron en todo el mundo. Las acciones de la empresa de inversiones tecnológicas Prosus, que cotiza en Ámsterdam y posee una participación del 29% en el grupo chino de redes sociales y videojuegos Tencent, bajaron un 1,45%, mientras que los valores europeos de videojuegos en línea Ubisoft y Embracer Group cayeron más del 2% cada uno.

Las acciones de los valores de juegos chinos cayeron en las operaciones previas a la apertura en Estados Unidos, con NetEase bajando más de un 6% y el editor de juegos para móviles Bilibili perdieron un 3%.

Alrededor del 62,5% de los menores de edad chinos juegan a menudo en línea, y el 13,2% de los usuarios para móviles niños y adolescentes juegan en móviles durante más de dos horas al día en días laborables, según medios de comunicación estatales. Las normas limitan el juego de los menores de 18 años a una hora por día –de 20 a 21 horas– solo los viernes, sábados y domingos, según la agencia estatal de noticias Xinhua. Además, pueden jugar una hora, en el mismo período, los feriados.

Las normas del regulador de la Administración Nacional de Prensa y Publicaciones (NPPA) coinciden con una medida más amplia de Pekín contra los gigantes tecnológicos de China, como Alibaba Group y Tencent Holdings.

La campaña para evitar lo que los medios de comunicación estatales han descrito como el “crecimiento salvaje” de algunas empresas ha eliminado decenas de miles de millones de dólares de valor de las acciones negociadas en el país y en el extranjero.

“Los adolescentes son el futuro de nuestra patria”, dijo Xinhua citando a un portavoz de la NPPA. “La protección de la salud física y mental de los menores está relacionada con los intereses vitales del pueblo, y se relaciona con el cultivo de la generación más joven en la era del rejuvenecimiento nacional”, agregó.

Asimismo, se prohibirá a las empresas de juegos prestar servicios a los menores de cualquier forma fuera del horario estipulado y deberán asegurarse de que han puesto en marcha sistemas de verificación del nombre real, dijo el ente regulador. Antes, China había limitado el tiempo que los menores de 18 años podían jugar a los videojuegos a una hora y media en cualquier día y a tres horas en los feriados, según las normas de 2019.

La nueva normativa se convirtió rápidamente en uno de los temas más discutidos en Weibo, la versión china de Twitter. Algunos usuarios expresaron su apoyo a las medidas, mientras que otros se mostraron sorprendidos por lo drástico de las normas.

“Esto es tan feroz que me he quedado sin palabras”, dijo un comentario que recibió velozmente más de 700 “me gusta”.

Dejá tu comentario