Buenos Aires: colapsó sistema sanitario de Dolores

Municipios

El intendente de Dolores confirmó que ya no quedan camas en sector público ni privado. Un jefe comunal vecino con quien tuvo varios roces políticos puso a disposición su hospital.

El interior bonaerense vive uno de sus momentos más apremiantes en relación a la pandemia. La suba de casos de Covid-19 es una constante y la situación preocupa. El caso de Dolores es el ejemplo más claro de aquello a lo que se enfrentan hoy los distritos menos poblados de la Provincia.

“Es una situación muy complicada porque hemos llegado a la saturación de camas, tanto en el privado como en el hospital. Lo que más nos está preocupando en este momento es que tampoco nos deja camas para lo que es la urgencia”, confirmó ayer la Secretaria de Salud local, Sandra Metz.

"En uno de los sanatorios se cerró la parte de cirugías programadas para no ocupar más camas y tener para las urgencias. El otro sanatorio está igual. En el hospital estamos acomodando pacientes de Covid-19 para dejar camas libres para lo que es la urgencia”, agregó.

“Estamos con saturación de camas de terapia. Por eso le pido a la sociedad de Dolores que así como hemos venido trabajando juntos -porque esto no se hace solos- entendiendo que el aislamiento se cumple. No damos abasto. Esta situación no la está viviendo solo Dolores, la están viviendo todas las comunidades vecinas en la zona de la Costa también”, subrayó.

Por su parte, el intendente Camilo Etchevarren (Juntos por el Cambio) pidió tomar “conciencia del momento gravísimo que está viviendo Dolores. Pedimos que todos nos ayuden. Analizando casos, nadie se contagió en el trabajo, en el mercado, caminando o corriendo. Más del 90 por ciento de los contagios se dieron en fiestas, reuniones y cumpleaños. Por favor ayúdennos llamando al 44-0808 que es Secretaría de Seguridad”.

Como parte de un gesto a destacar, el jefe comunal de la Castelli, Francisco Echarren (Frente de Todos), puso a disposición los siete respiradores locales y las camas de terapia para que puedan ser utilizadas por los vecinos de Dolores que así lo requieran. Durante la pandemia, Echarren y Etchevarren tuvieron varios roces políticos de todo tipo.

"No podemos permitir que un vecino de Dolores corra riesgo de no tener una cama o un respirador mientras en Castelli haya lugar en nuestro Hospital", sostuvo Echarren. Y agregó que “tenemos un centro de salud modelo, de complejidad media, que está equipado y cuenta con el recurso humano necesario. Somos solidarios y por eso se ponen a disposición las instalaciones, con sinceridad y sin ningún interés particular más que ayudar”.

En la actualidad, Dolores tiene 170 positivos activos, 520 positivos recuperados, 60 en estudio, 572 negativos, 438 aislados y 15 fallecidos.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario