10 de marzo 2017 - 13:57

Llegó uno de los Juliá, condenado en España por intentar ingresar una tonelada de cocaína



Custodiado por Interpol, arribó al Aeropuerto de Ezeiza Eduardo Juliá, detenido en el aeropuerto catalán de El Prat junto a su hermano Gustavo en enero de 2011, cuando intentaban ingresar casi una tonelada de cocaína oculta dentro del fuselaje de un jet privado.

El hijo del exbrigadier fue condenado en 2013 a 13 años de prisión, y retornó a la Argentina, gracias a un acuerdo con la Justicia española por el cual es expulsado de ese país, pero no debería recuperar su libertad, a menos antes de que un juzgado de ejecución federal evalúe su situación.

Al llegar fue recibido por un operativo especial de la PFA, que lo trasladó a los tribunales de Comodoro Py, desde donde se lo destinó a una unidad del servicio penitenciario federal. "Los Juliá estuvieron vinculados con el poder, no sólo con la Fuerza Aérea -que su padre condujo en los noventa-, sino también con la política y el sindicalismo, por lo tanto su presencia genera inquietud", aseguró una fuente con acceso al expediente.

Dejá tu comentario

Te puede interesar