23 de noviembre 2023 - 08:51

Argentina sube el dólar por consumos en el exterior y hay atención en el sector turístico uruguayo

El gobierno de Alberto Fernández llevó a 155% el impuesto que pagan los argentinos por consumos con tarjetas de crédito o débito en el extranjero.

Punta del Este es el destino que menos afectado se ve por las medidas en Argentina, debido a que sus visitantes son de alto poder adquisitivo.

Punta del Este es el destino que menos afectado se ve por las medidas en Argentina, debido a que sus visitantes son de alto poder adquisitivo.

Foto: Intendencia de Maldonado

El dólar que pagan los argentinos por consumos realizados con tarjetas de crédito en el exterior subió este jueves a 950 pesos argentinos tras una decisión del gobierno de Alberto Fernández.

Mediante la Resolución General 5450/2023, publicada este jueves en el Boletín Oficial, la Agencia Federal de Ingresos Públicos de Argentina (AFIP) estableció que para este tipo de operaciones se aplicará una percepción del 100% por adelanto del impuesto a las Ganancias y otra de 25% por Bienes Personales.

El llamado dólar tarjeta ya pagaba un 30% del impuesto PAIS, por lo que a partir de ahora estará gravado con un 155% de impuestos sobre el valor del dólar oficial, que cerró a 375 pesos argentinos el miércoles. El tipo de cambio oficial dejó de estar congelado el martes y se reactivó el crawling peg.

En los considerandos de la resolución publicada esta madrugada el gobierno argentino se limitó a explicar “razones de administración tributaria y de equidad tornan aconsejable” incrementar la alícuota de percepción.

Una nueva limitación al turismo argentino en Uruguay

La medida anunciada este jueves en Argentina sigue ensombreciendo el panorama para el sector turístico que, durante todo el año, vio afectado el ingreso de argentinos a Uruguay.

Argentina ha sido históricamente el principal mercado emisor de visitantes a los destinos uruguayos, principalmente a los de la costa esteña.

Este año ingresaron menos argentinos que, a su vez, gastaron menos que en los indicadores de la prepandemia mientras que, en paralelo, la diferencia cambiaria hizo que los uruguayos se movieran en masa hacia Argentina tanto en planes de ocio como de compras.

El déficit turístico con Argentina entre abril y junio se estimó en 305 millones de dólares. La cifra es 80% superior a la registrada en el mismo período del año 2019 (prepandemia), en términos reales, según los cálculos de CPA Ferrere.

Por el contrario, el gasto de los argentinos en Uruguay se estima en unos 100 millones de dólares en el mismo período, una caída de 43% real comparado con el año 2019. Así, el saldo turístico resultó negativo en 205 millones de dólares en el segundo trimestre.

Optimismo moderado para la temporada

Pese al cuadro de situación actual, las perspectivas para la temporada de verano son optimistas tanto para el gobierno como para los operadores privados debido a que estiman mayor consumo argentino ahora que se resolvió la incertidumbre electoral.

El ministro de Turismo, Tabaré Viera, en el lanzamiento de la temporada el viernes pasado en La Paloma, Rocha, se mostró confiado de que, pese a las dificultades financieras, los argentinos acudan a Uruguay debido a “que son clientes fieles”.

Mencionó también datos proporcionados por hoteles que dan cuenta de un buen número de reservas desde Argentina para esta altura del año.

Javier Sena, presidente de la Cámara Inmobiliaria de Punta Del Este, dijo a Ámbito que “esa incertidumbre que había previo a los comicios quedó develada y hay gente muy animada para venir a pasar las vacaciones a Uruguay, especialmente en Punta del Este”.

Agregó que las reservas se encuentran con “un buen ritmo”, principalmente en José Ignacio, La Barra, las primeras líneas de La Mansa y La Brava, como así también en Portezuelo. “Se ha alquilado casi todo lo bueno que hay para alquilar”, explicó.

Dejá tu comentario

Te puede interesar