10 de agosto 2023 - 18:37

Bolivia alerta que Sebastián Marset lavaba dinero a través de iglesias evangélicas en Paraguay

El gobierno boliviano sostiene que el narcotraficante uruguayo invertía en varios negocios en ese país del Mercosur.

Sebastián Marset y su pareja, Gianina García Troche, tenían varios negocios en Paraguay.

Sebastián Marset y su pareja, Gianina García Troche, tenían varios negocios en Paraguay.

Autoridades del gobierno de Bolivia aseguraron que el narco uruguayo Sebastián Marset lavaba dinero a través de iglesias evangélicas en Paraguay, y que junto a su pareja Gianina García Troche invertían en varios negocios en ese país.

Este jueves, el viceministro de Defensa Social de Bolivia, Jaime Mamani, comentó que las autoridades paraguayas le acercaron al gobierno boliviano información detallada sobre los antecedentes de Sebastián Marset en el país, así como su accionar.

"Marset formaba parte de un bloque empresarial", afirmó Mamani, quien añadió que "su esposa Gianina García Troche figuraba como empresaria y se dedicaban a la adquisición de vehículos, y la compraventa de bienes inmuebles y ganado, así como a la organización de espectáculos y eventos deportivos".

Mamani indicó que "esta organización criminal tenía vínculos con iglesias evangélicas en Paraguay, tal es el caso del pastor evangélico José Alberto Insfrán Galeano, del que todo su entorno familiar estaba involucrado con el caso Marset". Esta familia paraguaya "se dedicaba a crear fundaciones y realizaba el lavado de su dinero", deslizó Mamani.

Asimismo, el funcionario boliviano agregó que al menos 13 personas del entorno familiar de Marset habrían ingresado a Bolivia durante los últimos meses, desde "sus padres, sus hermanas, sus hermanastras, y también su familia política", subrayó.

Los tres "peces gordos" que persigue la Justicia paraguaya

Federico A. González, ministro del Interior de Paraguay, confirmó recientemente que se alertó en febrero de este año a las autoridades bolivianas de que el propio Marset, así como el pastor evangélico Insfrán Galeano, y Lindomar Reges Furtado, se encontraban en Bolivia. Los tres fueron señalados como los "peces gordos" del clan Marset y presentan pedido de captura internacional.

Infrán Galeano estaba al frente de una congregación religiosa denominada Centro de Convenciones Avivamiento de Curuguaty, la cual rápidamente gano miles de "fieles" debido a los lujos de su templo.

Mientras que Lindomar Reges, brasileño, cuenta con más de 67 procesos penales en su país natal y está acusado de pertenecer a la red narco internacional "No Limit Soldiers", que se encarga de lavar dinero a través de la compraventa de caballos de carreras.

Dejá tu comentario

Te puede interesar