3 de mayo 2023 - 15:07

Brasil avanza en desplazar al dólar en su comercio, ¿cómo impactaría en Uruguay?

El gobierno de Lula da Silva acordó con Argentina una solución de comercio exterior en moneda local, en consonancia con la simplificación del Sistema de Pagos en Moneda Local impulsado la semana pasada.

El comercio exterior en moneda local con Brasil tendría un impacto en el ingreso de dólares a Uruguay.

El comercio exterior en moneda local con Brasil tendría un impacto en el ingreso de dólares a Uruguay.

Brasil avanza con el objetivo de desplazar al dólar como principal moneda de comercio exterior dentro de sus relaciones y, por lo tanto, en gran parte de la región, en un contexto en el que la moneda estadounidense pierde predominancia en los negocios de otros grandes actores internacionales como Rusia y China. En ese sentido, acordó una simplificación de los pagos con Argentina, de forma similar a la solución que implementó la semana pasada con Uruguay. ¿Qué impacto puede tener en el país este nuevo escenario monetario?

En las últimas horas se conoció la decisión del gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva de colaborar con la compleja situación económica argentina, estableciendo que los negocios entre ambos países se hagan en moneda local en lugar de en dólares —evitando así una mayor sangría en las reservas argentinas.

En esta línea, la medida —todavía no terminada de definir— busca ayudar también a las empresas brasileñas que exportan al país vecino, su principal mercado exterior de productos manufacturados.

El objetivo es garantizar que los exportadores reciban el pago por las ventas a Argentina, y sostener una importante cuota de mercado de exportación, donde más de 200 empresas brasileñas no exportan o no reciben pagos por falta de divisas en la actualidad por esta situación.

Esta solución intermedia se da luego de que, en enero, ambos países anunciaran su intención de avanzar en las conversaciones sobre una moneda común para ejecutar los pagos comerciales entre las naciones, ayudando en parte a recortar la dependencia del dólar. De esta forma, la decisión brasileña podría entenderse como un primer paso en el camino de desplazar al dólar como moneda de referencia para los intercambios comerciales de la región.

La simplificación de los pagos en moneda local para exportadores uruguayos

En consonancia con el anuncio respecto de Argentina y la intención de Lula da Silva de aspirar a un mayor comercio en monedas locales, la semana pasada Brasil decidió también simplificar los procedimientos del Sistema de Pagos en Moneda Local (SML), ampliando la lista de instituciones elegibles para operar en la infraestructura que reúne a los bancos centrales de los socios del Mercosur.

Según el Banco Central de Brasil, los cambios también implican la simplificación y estandarización de los procedimientos operativos del sistema, que permite a una de las contrapartes, normalmente el exportador, establecer el costo de sus bienes o servicios en su moneda nativa. Esto elimina la exposición a las fluctuaciones de las tasas de cambio.

¿Qué impacto tendría en Uruguay el comercio con moneda local?

El comercio con Brasil es de gran volumen, al punto que en abril se convirtió en el principal destino de las exportaciones uruguayas, superando a China por primera vez.

En marzo, ya había sido el segundo lugar en términos de cantidad de colocaciones, las cuales totalizaron un monto de 161 millones de dólares —un crecimiento del 22% interanual. Y en abril, finalmente, ocupó el primer puesto con un ingreso por 730 millones de dólares en el acumulado del primer cuatrimestre del 2023.

Por lo tanto, un desplazamiento de dólar como moneda de comercio con, al menos, Brasil, implicaría una importante mengua en los dólares que ingresan al país de forma habitual, producto de las colocaciones en ese país. Esto haría que la disponibilidad de moneda extranjera en Uruguay descendiera —más aún si otros países de la región tomaran la misma decisión— pero, en contrapartida, podría esperarse una valorización de la misma respecto del peso; sobre todo si se considera que uno de los argumentos detrás del atraso cambiario es el exceso de dólares producto de una año récord de exportaciones.

Sin embargo, lo más evidente sería un gran cambio en la mayor parte de la estructura comercial internacional del país, en tanto su principal socio comerciaría en moneda local.

Dejá tu comentario

Te puede interesar