9 de enero 2024 - 13:28

El Banco Mundial mejoró a 3,2% la proyección de crecimiento de Uruguay para el 2024

El organismo internacional también ajustó al alza el crecimiento previsto para el 2025, que sería del 2,4%.

El Banco Mundial proyectó un crecimiento del 3,2% para Uruguay.

El Banco Mundial proyectó un crecimiento del 3,2% para Uruguay.

El Banco Mundial ajustó las previsiones de crecimiento de la economía de Uruguay para el 2024, y elevó sus proyección de 2,8% a 3,2% de mejora del Producto Bruto Interno (PBI) durante el año que recién comienza.

Tras varios ajustes a la baja durante el 2023 —a partir de la profundización de los efectos de la sequía histórica que experimentó el país, así como las consecuencias de la pérdida de competitividad por el tipo de cambio y de la caída en los precios de las commodities— y un crecimiento estimado del 1,2%; el Banco Mundial publicó en su informe de Perspectivas económicas mundiales una corrección al alza para el crecimiento del PBI uruguayo.

En ese sentido, estimó que, en el 2024, la economía nacional crecerá un 3,2%, mientras que en el 2025 lo hará en un 2,6%. Las nuevas previsiones implican una mejora respecto de lo que el organismo internacional había proyectado en junio del 2023, en un 0,4% y un 0,2% respectivamente —sobre valores de 2,8% y 2,4% del PBI.

¿Qué se espera para la región?

En cuanto a la economía de América Latina y el Caribe, el crecimiento proyectado por el Banco Mundial continúa siendo magro, con perspectivas de 2,3% y 2,5% para el 2024 y el 2025 —en junio, la estimación para este año había sido la misma, mientras que para el año próximo fue de 2,6%.

Según el informe, “si bien los efectos persistentes de la restricción monetaria previa continuarán influyendo en el crecimiento a corto plazo, se espera que su impacto se atenúe”. En ese sentido, y “a medida que la inflación disminuya, se prevé que los bancos centrales bajarán las tasas de interés, lo que reducirá los obstáculos al aumento de la inversión”.

En contrapartida, entre los riesgos se destacan los factores externos y las tendencias mundiales, con las tensiones geopolíticas en Oriente Medio —y sus efectos en el mercado energético y el precio del petróleo— y la persistente inflación básica en los países avanzados —que influye en materia de política monetaria— como los principales obstáculos.

Respecto del desglose para América del Sur, este año solo la economía paraguaya (3,8%) crecerá por encima de la de Uruguay, aunque todos los países tienen proyectada una evolución positiva en cuanto al crecimiento del PBI, mayormente por la estabilización tras la sequía: Argentina tendría un 2,7%; Perú un 2,5%; Chile y Colombia, un 1,8%; Bolivia y Brasil, un 1,5%; y Ecuador un 0,7%.

Para el 2025, en tanto, la proyección es mayor para Paraguay (3,8%), Argentina (3,2%) y Colombia (3%).

Dejá tu comentario

Te puede interesar