2 de abril 2024 - 17:11

El dólar global y el petróleo alcanzan máximos en 5 meses

La divisa, no obstante, cerró a la baja tras un nuevo informe que mostró estabilidad en las ofertas de empleo en EEUU.

Retenciones en hidrocarburos se mantendrán en 8%, lo mismo en oro y plata, y litio seguirá en 4,5%

Retenciones en hidrocarburos se mantendrán en 8%, lo mismo en oro y plata, y litio seguirá en 4,5%

El dólar global alcanzó su nivel más alto en casi cinco meses, pero luego retrocedió para cerrar su cotización a la baja, tras un nuevo informe que mostró que las ofertas de empleo en Estados Unidos se mantuvieron estables en niveles más altos en febrero.

El índice dólar avanzó previamente el martes a 105,1 unidades, su nivel más alto desde el 14 de noviembre, lo que se sumó a las fuertes ganancias del lunes después de que los datos estadounidenses mostraran inesperadamente la primera expansión del sector manufacturero desde septiembre de 2022, lo que provocó que los operadores redujeran sus apuestas sobre una esperada rebaja de las tasas de interés este año.

Más tarde, el índice cotizó en 104,81 unidades, un descenso de 0,181% después de que un informe del Departamento de Trabajo estadounidense mostrara que las ofertas de empleo aumentaron a 8,756 millones el último día de febrero, ligeramente por encima de las expectativas, mientras los operadores digerían un alza en febrero de las órdenes a fábricas.

Los datos de la encuesta manufacturera ISM de Estados Unidos del lunes presentaron un fuerte aumento en una medida de los precios en el sector, lo que se suma a las preocupaciones de los inversores de que la inflación tardará en volver a caer al 2%, retrasando el primer recorte de tasas de la Reserva Federal. "Realmente el dólar durante los últimos nueve meses ha sido impulsado por las expectativas de política: cuando la probabilidad de un recorte inminente aumenta, el dólar tiende a debilitarse, y viceversa", dijo John Velis, macroestratega para América de BNY Mellon, a Reuters.

El petróleo y el oro, históricos

También el petróleo logró valores récord, con el barril de Brent superando los 89 dólares por barril por primera vez desde octubre.

Los futuros del Brent para entrega en junio subieron 1,50 dólares, un 1,7%, hasta 88,92 dólares, tras tocar un máximo de 89,08 dólares, mientras que los futuros del crudo estadounidense West Texas Intermediate (WTI) para mayo subieron 1,44 dólares, un 1,7%, hasta 85,15 dólares, tras tocar un máximo de 85,46 dólares, también el más alto desde octubre.

Al escenario de escalada de conflicto generado por el ataque de Ucrania a las refinerías rusas —que tuvo como contrapartida ataques contra las infraestructuras energéticas ucranianas— se sumó recientemente la tensión entre Israel e Irán luego de que el ejército de Benjamin Netanyahu supuestamente atacara el consulado iraní en Damasco, la capital de Siria.

Mientras tanto, el miércoles habrá una nueva reunión de la OPEP+, en la que se revisará la aplicación de los recortes de la producción del grupo. De todos modos, se espera que los miembros mantengan los actuales límites voluntarios de 2,2 millones de barriles por día.

El oro alcanzó otro máximo histórico el martes, porque los inversores se decantaban por el activo para refugio en un contexto de creciente tensión en Oriente Medio e ignorando, en gran medida, la fortaleza del dólar y las apuestas a recortes de tasas en Estados Unidos.

El oro al contado subía un 0,8%, a 2.268,44 dólares la onza, a las 1807 GMT, tras haber alcanzado en la sesión un máximo histórico de 2.276,89 dólares. Los futuros del oro estadounidense subían un 1,1%, a 2.281,8 dólares.

"Estamos viendo algo de demanda de refugio en el oro, relacionada con los ataques israelíes a la embajada de Irán en Siria", dijo Daniel Ghali, estratega de materias primas de TD Securities.

En Uruguay, abril comenzó con el pie derecho

En Uruguay, en tanto, el dólar volvió a subir en la segunda jornada cambiaria de abril, alcanzando un alza de 0,7% este martes para cerrar a 38,12 pesos de acuerdo al interbancario del Banco Central del Uruguay (BCU).

Ante las buenas señales internacionales, podría esperarse una tímida recuperación o, al menos, un rebote en la cotización que permite apuntalar un tipo de cambio muy debilitado en el territorio nacional. Aquí, igualmente, influirá decisivamente el flujo de divisas de la mano de la inversión extranjera directa (IED), así como la confianza de los inversores internacionales tras la suba del grado inversor de Uruguay por parte de la agencia Moody's. La decisión del BCU respecto de continuar o no con la pausa en el ciclo de recortes de la Tasa de Política Monetaria (TPM) también será clave.

Desde los sectores exportadores, en tanto, esperan que los factores internacionales tenga una mayor influencia que las condiciones particulares que mueven el dólar a nivel local.

Dejá tu comentario

Te puede interesar